19-01-2020 01:13 PM Tiempo de Jerusalén

China se desprende masivamente de bonos del Tesoro de EEUU

China se desprende masivamente de bonos del Tesoro de EEUU

China se ha desembarazado de 143.000 millones de dólares en bonos estadounidenses a tres meses (activos considerados como carentes de riesgo).

El martes por la tarde muchos analistas se preguntaron lo que pasaría si los mercados emergentes se unieran a China y se desembarazaran de sus valores y obligaciones estadounidenses. Desde hace meses, el Banco Central de China ha estado deshaciéndose de una enorme cantidad de bonos del Tesoro de EEUU.

China se ha desembarazado de 143.000 millones de dólares en bonos estadounidenses a tres meses (activos considerados como carentes de riesgo).

En el marco de la devaluación del yuan iniciada por China y de sus intentos de impedir una mayor devaluación de su moneda, el país asiático se habría desembarazado de dicha cantidad de sus bonos del Tesoro de EEUU.

Bloomberg, que cita a operadores de los mercados de obligaciones de Nueva York, informó de "una sustancial presión de venta sobre las obligaciones estadounidenses a largo plazo que proviene de una entidad del Extremo Oriente".

"China ha reducido su cartera de bonos del Tesoro de EEUU a fin de recuperar los dólares necesarios para apoyar al yuan tras la fuerte devaluación de la moneda china hace dos semanas", indicó Bloomberg.

Estas transacciones tuvieron lugar a través de la propia China y a través de agentes en Bélgica y en Suiza, dijo una fuente del mercado bursátil neoyorquino bajo la condición del anonimato. China se ha puesto en contacto con las autoridades estadounidenses en relación a tales ventas, declaró otra persona.

En la actualidad, China controla 1,48 billones de dólares de deuda pública de EEUU. Nomura Holdings Inc. de Bélgica posee 200.000 millones de esa cantidad en nombre de China.

La venta de bonos del Tesoro estadounidenses tendrá un notable impacto negativo en la economía de EEUU, que necesita inversiones extranjeras crecientes en su deuda público para poder financiar su enorme déficit.