19-01-2020 12:47 PM Tiempo de Jerusalén

El Frente al Nusra radicaliza sus posturas e ideología

El Frente al Nusra radicaliza sus posturas e ideología

Crecientes indicaciones señalan que se está produciendo un proceso de progresiva radicalización dentro del Frente al Nusra después de que algunos medios hablaran de ciertos intentos de algunos países.

Crecientes indicaciones señalan que se está produciendo un proceso de progresiva radicalización dentro del Frente al Nusra después de que algunos medios hablaran de ciertos intentos de algunos países del Golfo Pérsico, incluyendo Qatar, para convencer al grupo de que se aleje de Al Qaida, organización a la cual pertenece. Tales propuestas, que buscaban hacer menos incómodo para dichos países el ayudar al Frente debido a su vinculación a Al Qaida, fueron, sin embargo, rechazadas por los dirigentes de la organización.

En la actualidad, dirigentes de la organización han mostrado que el grupo ha tomado la decisión “estratégica” de volver a la línea ultra-radical marcada por el fallecido jefe de Al Qaida de Iraq, Abu Musab al Zarqaui.

Este giro del Frente al Nusra ha sido expresado por uno de los dirigentes del grupo, Raduan Mahmud Nammus, alias Abu Firas Suri, antiguo portavoz del mismo y dedicado ahora a “temas de jurisprudencia” en un largo artículo en el que enumera 29 puntos, donde ataca a líderes de otros grupos y descarta cualquier alejamiento de los objetivos de Al Qaida a nivel global. Nammus mantiene vínculos con el grupo Jorasan, considerado como uno de los más extremistas dentro de la organización y que ha promovido atentados en países occidentales.


Por sus posturas, muchos vinculan a Nammus con la ideología de Abu Qatada (Omar Mahmud Uzman), un líder extremista que vivió largo tiempo en el Reino Unido y fue posteriormente deportado a Jordania. Este último está considerado como uno de los teóricos más prominentes de Al Qaida y uno de los ideólogos que más influencia han ejercido en el Frente al Nusra.

Estos intentos se enmarcan también dentro de los intentos de Al Qaida y su líder Aiman al Zawahiri de rehabilitarse como el “líder del yihad contra los cruzados” mediante sus llamamientos para atacar a los países occidentales y en favor de una cooperación con el EI contra los países de la coalición.

Zahawiri dijo, en este sentido, que, a pesar de su rechazo a la legitimidad del “califato” del EI, “la lucha contra los cruzados, los shiíes y los laicos” debía llevar a un incremento de la colaboración con la organización liderada por Abu Bakr al Bagdadi y cualquier otro grupo de “muyahidines”, especialmente en Siria, un país considerado como “el primer frente del yihad”.

En los últimos años, el EI ha conseguido convertirse en la organización favorita de los extremistas de todo el mundo superando a Al Qaida y sus filiales, incluyendo el Frente al Nusra y otros.