18-02-2020 11:03 AM Tiempo de Jerusalén

Concentración en Madrid en contra de la agresión saudí contra Yemen

Concentración en Madrid en contra de la agresión saudí contra Yemen

El pasado día 24 de Septiembre tuvo lugar una concentración de la Plataforma por el Yemen de España ante la Embajada saudí en Madrid.

El pasado día 24 de Septiembre tuvo lugar una concentración de la Plataforma por el Yemen de España ante la Embajada saudí en Madrid.

La concentración buscó exigir el fin de la "campaña militar genocida que desde el 26 de Marzo tiene lugar contra el pueblo y la república del Yemen", según un comunicado leído por los convocantes. "Esta campaña criminal y genocida ya ha segado la vida de más de 4.000 personas, ha matado o herido a más de 600 niños, ha golpeado la infraestructura civil y económica de todo el país, ha bombardeado ciudades, pueblos y campos de refugiados".

"Denunciamos, igualmente, el apoyo no menos criminal del Reino de Arabia Saudí a los grupos terroristas takfiries, asesinos, criminales y destructores de pueblos y países en todo el mundo, especialmente, aunque no sólo, en los países árabes, en Iraq, en Siria, en Libia, además de en Yemen. Exigimos al Reino de Arabia Saudí que deje de apoyar y financiar a esos grupos terroristas en todo el mundo y que renuncie a entrometerse e iniciar cualquier tipo de campaña violenta y terrorista contra cualquier país, especialmente contra los países árabes, aunque los grupos terroristas que hasta ahora ha apoyado y financiado han actuado en los cinco continentes", señala el comunicado.


"Exigimos al Reino de Arabia Saudí, y al resto de países que forman su coalición militar anti-yemení que, atendiendo los reclamos y las denuncias de la ONU y organizaciones humanitarias internacionales, no sólo renuncie a su campaña militar contra Yemen sino que también permita la reconstrucción y recuperación económica y civil de Yemen debido a la destrucción que la propia coalición genocida liderada por Arabia Saudí ha causado en ese país. Que dicha coalición levante cualquier tipo de bloqueo económico y humanitario sobre la población de Yemen y permita que las organizaciones humanitarias internacionales puedan asistir a la población yemení".

"Exigimos, en definitiva, al Reino de Arabia Saudí, el cese inmediato de cualquier tipo de campaña de hostigamiento y violencia sobre los países árabes y, especialmente, sobre la población de Yemen que está sufriendo directamente la brutalidad genocida del ejército saudí. Esa brutalidad incluye el uso de armamento prohibido por las convenciones internacionales sobre la guerra, como bombas de racimo y de neutrones".

"Demandamos al Reino de Arabia Saudí y al resto de países que componen su coalición genocida que ponga fin a la campaña criminal y permitan que el pueblo yemení alcance la reconciliación y el acuerdo político en base al diálogo y la no-violencia, sin injerencias extranjeras de ningún tipo y desde el respeto internacional a la soberanía nacional del pueblo de Yemen", concluyó el comunicado.  

Uno de los participantes en la manifestación, Benito dijo que había acudido para mostrar su "rechazo al genocidio llevado a cabo por el régimen saudí en Yemen con el beneplácito de EEUU". Él señaló que aunque el conflicto es bastante ignorado por los medios occidentales, sus repercusiones para el mundo pueden ser graves porque el apoyo saudí al terrorismo en Yemen, especialmente el de Al Qaida, puede tener graves repercusiones no sólo en la región, sino en todo el mundo.

Por su parte, otro participante, Adri an Nasir, dijo que Arabia Saudí está perjudicando al mundo al extender el wahabismo, una doctrina extremista e intolerante que justifica crímenes contra los que no apoyan sus tesis, entre los musulmanes sunníes, y esto está ya causando un perjuicio a la región de Oriente Medio y al mundo en general, especialmente a los cristianos y otras minorías. Él recordó que todos los grupos terroristas takfiris, el EI, Al Qaida y otros, toman sus enseñanzas e inspiración de los círculos religiosos saudíes.

La Plataforma por Yemen, constituida en Madrid el 24 de julio, está constituida por organizaciones sociales, religiosas y políticas de España y fue creada con el fin de pedir un alto del fuego inmediato del conflicto en Yemen y la retirada de las tropas extranjeras del país.