23-06-2017 09:57 AM Tiempo de Jerusalén

El EI se retira en Hama perseguido por tropas sirias y aviones rusos

El EI se retira en Hama perseguido por tropas sirias y aviones rusos

Bandas armadas afiliadas al grupo terrorista EI iniciaron su retirada de diferentes puntos en el este de la provincia de Hama, ante el empuje de las fuerzas armadas sirias.

Bandas armadas afiliadas al grupo terrorista EI iniciaron su retirada de diferentes puntos en el este de la provincia de Hama, ante el empuje de las fuerzas armadas sirias que mantiene su ofensiva antiterrorista.

Según una información publicada por Prensa Latina, las bandas yihadistas que operaban en Hama, a unos 209 kilómetros al noreste de esta capital, están abandonando sus posiciones para reubicarse en Raqqa, bastión del grupo extremista EI en territorio sirio.

Las últimas informaciones revelan que los miembros del EI que se encontraban en la localidad de Al-Salamiyah, abandonaron sus posiciones desde el pasado jueves, cuando comenzaron las celebraciones del Eid al-Adha (fiesta del sacrificio), según la tradición musulmana.

También trascendió que bandas del Frente al Nusra, brazo armado de Al Qaeda en Siria, abandonaron sus posiciones en las localidades de Dalak, Talul Ahmar, Aidun y Al Yamalah.

Según observadores citados por el sitio digital ruso Spunitk, esta retirada de las bandas takfiris es a consecuencia de las recientes acciones ofensivas del ejército sirio y al impacto de los ataques aéreos de los nuevos aviones rusos, que provocaron numerosas bajas humanas y materiales entre los rebeldes antigubernamentales en las últimas semanas.

Fuentes militares confirmaron este martes que en el norte del país la artillería hostigó campamentos de armados en los poblados de Sheikh Lutfi, Kueiris, Arbid y las inmediaciones del aeropuerto Neirab.

También se conoció que en las inmediaciones de la Academia de la Fuerza Aérea de Alepo, bandas del EI sufrieron grandes pérdidas al ser blancos de la artillería.

Otros combates se reportaron en los barrios de Bni Zeid, Shaar, Boustan Qasser y Yadaideh, en la ciudad de Alepo, a 350 kilómetros al norte de aquí, donde la aviación de combate provocó la muerte a más de 30 rebeldes.