22-09-2021 05:36 PM Tiempo de Jerusalén

Oposición siria rechaza plan iraní para unas elecciones en Siria

Oposición siria rechaza plan iraní para unas elecciones en Siria

El ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Yavad Zarif, ha señalado durante las conversaciones de Viena sobre Siria que nadie debe dictar sus propias decisiones y puntos de vista al pueblo sirio.

El ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Yavad Zarif, ha señalado durante las conversaciones de Viena sobre Siria que nadie debe dictar sus propias decisiones y puntos de vista al pueblo sirio, que ha estado sufriendo el terrorismo de los militantes respaldados por el extranjero durante más de cuatro años, señaló Press TV.

Zarif realizó estas declaración el viernes después de la conclusión de las negociaciones internacionales dirigidas a resolver la crisis actual en Siria que tuvieron lugar en la capital austríaca.

“El futuro de Siria sólo puede ser determinado por el pueblo de Siria. Nadie está aquí para dictar sus términos”, dijo Zarif, añadiendo que aquellos que quieren “ayudar al futuro de Siria tendrán que facilitar un diálogo político entre los sirios”.

Zarif señaló que todos los lados implicados en el conflicto deben reconocer que el terrorismo y el extremismo no pueden ser utilizados ni siquiera como un instrumento temporal y pidió un esfuerzo colectivo para luchar contra los grupos extremistas que operan en Oriente Medio.

“No hay posibilidad de aprovecharse de los terroristas, ni siquiera de forma temporal. Todos deben comprender que la seguridad en esta región requiere que todo el mundo trabaje conjuntamente con el fin de luchar contra el terrorismo y el extremismo”, dijo Zarif.

Irán no fue invitado en anteriores reuniones por la oposición de Arabia Saudí y otros actores, pero lo fue esta vez gracias a la presión rusa.

Rechazo de la oposición siria

Teherán ha ofrecido un plan para un período transitorio con elecciones legislativas y presidenciales abiertas a todos, incluyendo la participación del presidente Bashar al Assad.

Este plan fue calificado de “locura” por las facciones rebeldes y el grupo Coalición Nacional Siria.

El líder de la Coalición Nacional Siria dijo que estas elecciones estaban dirigidas a permitir al presidente Bashar al Assad concurrir como candidato, lo cual era “inaceptable” para ellos.

Aunque dicha coalición no tiene ningún peso real en Siria y no representa a la mayor parte de la oposición, sus líderes han creado un “gobierno en el exilio”, una ficción apoyada por sus patrocinadores turco, saudí y francés. Ellos quieren imponerse como un gobierno en Siria, lo cual es una fantasía ridícula dado que son vistos por el pueblo sirio como simples mercenarios al servicio y sueldo de países hostiles a Siria.