17-12-2018 06:32 PM Tiempo de Jerusalén

¿Se descompone el Ejército de la Conquista en el norte de Siria?

¿Se descompone el Ejército de la Conquista en el norte de Siria?

El líder del Frente al Nusra dijo que su grupo constituía la “punta de lanza” del Yaish al Fath" (El Ejército de la Conquista), un grupo formado y patrocinado por Turquía, Arabia Saudí y Qatar.

Hace pocos meses que el líder del Frente al Nusra, Abu Mohammed Yulani, dijo que su grupo constituía la “punta de lanza” del Yaish al Fath" (El Ejército de la Conquista), un grupo formado y patrocinado por Turquía, Arabia Saudí y Qatar, y señaló que no se pediría abandonar la coalición a ninguno de sus componentes. Recientemente, sin embargo, el Frente al Nusra ha anunciado que ha suspendido su participación en la misma debido a algunas diferencias.

La existencia de diferencias entre las facciones que forman parte de esta coalición de grupos wahabíes no son nuevas. Ellas están causadas por la lucha por el poder entre todas las facciones que la componen y las diferencias que existen entre sus patrocinadores en relación a varios asuntos. Es sabido que sin la aproximación del eje turco-qatarí (favorable a los Hermanos Musulmanes) y Arabia Saudí no hubiera sido posible la creación de tal coalición, pero ahora las brechas entre sus componentes se están ampliando.

La suspensión de la participación de Al Nusra en el Ejército de la Conquista supone también una sorpresa por cuanto esta organización, vinculada a Al Qaida, era conocida como la principal facción de la misma. Los enfrentamientos entre el grupo Yund al Aqsa y Ahrar al Sham con respecto a la postura a seguir sobre el EI llevaron al anuncio del retiro del Yund al Aqsa, más dispuesto a cooperar con el grupo liderado por Abu Bakr al Bagdadi, de la coalición. Todos estos grupos quieren implementar, en realidad, su propia interpretación extremista wahabí de la ley religiosa en Siria.

El Frente al Nusra ha mantenido también diferencias de tipo militar con los otros grupos. Estos últimos abogan por retirar efectivos de Hama y tratar de posponer cualquier enfrentamiento allí con el Ejército sirio y sus aliados con el fin de reforzar los efectivos de los grupos armados en Alepo ante la ofensiva del Ejército sirio en esta provincia, mientras que el Frente al Nusra se negaba a ello y pretende luchar en Hama a toda costa. Al final, las otras facciones procedieron a la retirada y esto llevó a la decisión de Al Nusra de suspender su participación en la coalición.

El Frente al Nusra parece ahora más dispuesto a cooperar con el EI como muestra lo sucedido en la autopista de Ithriya-Salamiyah, en la provincia de Hama, que fue atacada al mismo tiempo por ambos grupos.

El juez religioso saudí del Ejército de la Conquista, Sheij Abdulá Mahaisni, ha intentado mediar entre los grupos para poner fin a las diferencias y ha llamado al Yund al Aqsa a dar marcha atrás de su decisión de retirarse de la coalición. Sin embargo, los expertos consideran que esta última está plagada de discrepancias en lo que se refiere a la estrategia militar y a las relaciones con el EI y esto conducirá a su inevitable ruptura.

No cabe olvidar, por último, los graves daños sufridos por estos grupos por los ataques aéreos rusos que han destruido sus depósitos de armas, municiones y combustible y que han matado a un gran número de sus comandantes. La coalición se ha visto mermada también por un gran número de deserciones desde que la ofensiva aérea rusa dio comienzo.