08-12-2021 05:50 AM Tiempo de Jerusalén

Emboscada de Hezbolá causa la muerte a 9 terroristas de Al Nusra en Arsal

Emboscada de Hezbolá causa la muerte a 9 terroristas de Al Nusra en Arsal

Un comandante del Frente al Nusra, la rama siria de Al Qaida, ha sido abatido por el fuego de combatientes de la Resistencia Islámica libanesa, Hezbolá, en la región de Wadi al Jeil.

Un comandante del Frente al Nusra, la rama siria de Al Qaida, ha sido abatido por el fuego de combatientes de la Resistencia Islámica libanesa, Hezbolá, en la región de Wadi al Jeil, situada en la provincia de Arsal, en el norte del Líbano, informaron varias fuentes al canal libanés Al Manar.

Las fuentes indicaron que “un coche blindado de tipo 4/4, que pertenecía a uno de los comandantes en jefe del Frente al Nusra, un tal Abu Firas al Yubba, fue destruido, causándole la muerte a él y a tres de sus guardaespaldas”. A continuación, los misiles de los combatientes de Hezbolá atacaron otro convoy del Frente al Nusra compuesto de cuatro vehículos en la región de Wadi al Jeil, en la provincia de Arsal.

Abu Firas estaba llevando a cabo una misión rutinaria de inspección de sus fuerzas en la región montañosa de Wadi al Jeil. El dirigió la Brigada de Ahrar al Qalamún antes de jurar lealtad al Frente al Nusra, que le confió el mando de una unidad de 70 terroristas.

La operación fue un éxito gracias a la vigilancia continua de los desplazamientos de Abu Firas. Algunos minutos después de la misma otros miembros del Frente al Nusra llegaron en cuatro vehículos para intentar socorrer a sus compañeros y retirar los cadáveres. En ese momento, los combatientes de la Resistencia dispararon con ametralladoras y misiles matando a cinco de ellos.

Esto fue seguido de violentos enfrentamientos entre la Resistencia Islámica y el Frente al Nusra durante los cuales las ametralladoras pesadas y los obuses de artillería fueron utilizados.

Paralelamente, el Ejército libanés ha continuado sus bombardeos en la provincia de Arsal, donde están refugiados varios grupos takfiris.

Arsal ha sido escenario de violentos enfrentamientos entre el Ejército y los takfiris, venidos principalmente de Siria. Estos últimos secuestraron el pasado año a unos 30 militares. Cuatro de ellos fueron asesinados en cautividad y otros 16 liberados el 1 de diciembre por el Frente al Nusra. Otros nueve están en poder del grupo takfiri EI.