15-11-2018 08:02 AM Tiempo de Jerusalén

¿Hacia una alianza entre Irán y la Santa Sede?

¿Hacia una alianza entre Irán y la Santa Sede?

Este martes, el presidente de Irán, Hassan Rohani, visitó el Vaticano donde se reunió con el Papa Francisco.

Este martes, el presidente de Irán, Hassan Rohani, visitó el Vaticano donde se reunió con el Papa Francisco. Durante la entrevista de ambos, el Papa subrayó la necesidad de que Irán desempeñe un papel de liderazgo en la lucha contra el terrorismo.

El encuentro, de 40 minutos, fue mantenido a puerta cerrada en el segundo día del viaje del presidente de Irán a Europa. En él, el Papa agradeció a Rohani la visita diciembre: “Espero que haya paz”, manifestó. Rohani, por su parte, también pidió al Papa que rezara por él. “Le pido que rece por mí”, señaló. El presidente iraní calificó además la visita de “un placer real”.

Rohani regaló al Pontífice una alfombra persa hecha a mano y un libro de ilustraciones del pintor iraní Mahmud Farshchian. El Papa Francisco obsequió, por su parte, a Rohani con una medalla que simboliza a San Martín dando su capa a un hombre que tirita de frío, señalando que ella recoge un gesto de hermandad.

El encuentro entre los dos hombres es el primero de su tipo desde 1999, cuando el Papa Juan Pablo II se reunió con el entonces presidente de Irán, Mohammad Jatami, en el Vaticano.

Tras el encuentro, el Vaticano dijo que Irán debe jugar un papel de liderazgo en el combate contra el terrorismo.

Un mensaje claro sobre la cooperación entre el Islam y el Cristianismo

En realidad, la entrevista de Rohani con el Papa Francisco supone un impulso al diálogo entre el Islam y el Cristianismo y envía un mensaje claro de que ambas religiones buscan un entendimiento y una cooperación, el cual servirá para contrarrestar el mensaje de odio del EI y otros grupos terroristas takfiris, que persiguen a los cristianos, a los musulmanes y a los miembros de otras religiones en los territorios que ocupan.

De este modo, es de esperar una alianza entre Irán y la Santa Sede con respecto a los grandes temas que afectan a la humanidad, como la lucha contra el extremismo, la injusticia y la pobreza.

“El Islam y el Cristianismo necesitan dialogar más que nunca hoy. La base de los conflictos entre religiones es la ignorancia y la falta de conocimiento mutuo”, dijo Rohani en un reciente discurso. Él señaló que, en base a la doctrina de las dos religiones, el Vaticano e Irán tienen “enemigos comunes” tales como el terrorismo y el extremismo y “objetivos comunes”, como la lucha contra la injusticia y la pobreza en el mundo.

El nuevo Nuncio Apostólico en Irán, Arzobispo Leo Boccardi, hizo un llamamiento en favor de “una relación bilateral más estrecha entre la Santa Sede y la República Islámica”, expresando el deseo de que ambos actúen de común acuerdo en crisis regionales en Oriente Medio, particularmente en Siria, donde los cristianos, shiíes y alauíes hacen frente a un exterminio a manos de los terroristas takfiris apoyados por Arabia Saudí, Qatar y Turquía, pero también por EEUU y Francia.

El ministro de Exteriores iraní, Mohammad Yavad Zarif, ha señalado que, dada la fuerte presencia de grupos extremistas, “la situación de las minorías religiosas en Siria, incluyendo los cristianos, son una causa de preocupación común para nosotros”.