18-02-2020 01:02 PM Tiempo de Jerusalén

China busca reforzar su poder de disuasión nuclear

China busca reforzar su poder de disuasión nuclear

En el número de octubre de la revista china Naval & Merchant Ships, se abordó el tema de las consecuencias que tendría un eventual ataque nuclear chino contra el territorio norteamericano...

En el número de octubre de la revista china Naval & Merchant Ships, se abordó el tema de las consecuencias que tendría un eventual ataque nuclear chino contra el territorio norteamericano con 20 misiles nucleares intercontinentales.

Los objetivos incluyen sin sorpresa las grandes ciudades de las costas Este, Oeste y el Medio Oeste. Si tal plan fuera puesto en obra una gigantesca nube radiactiva cubriría prácticamente todo el territorio de EEUU y causaría unos 50 millones de muertos, aparte de los causados por la explosiones nucleares.

Un tema a destacar es que el ataque es realizado con misiles intercontinentales DF-5 de primera generación, ya obsoletos. Dicho de otro modo, este análisis tiene una antigüedad de diez años. Con la aparición de los misiles móviles DF-31, luego el DF-31A y ahora los JL-2 (misiles SLBM lanzados desde submarinos), la doctrina nuclear china ha pasado de las “represalias garantizadas” a las “represalias completamente garantizadas”. El efecto de los ataques nucleares de estos misiles sería aún más destructivo.

El artículo hace referencia también al anuncio de futuros ensayos de misiles móviles DF-41. El autor, que precisa que él no expresa su propia opinión, recuerda que cuando el portavoz del Ministerio de Defensa chino fue interrogado por los ensayos del 6 de agosto de 2015, él no negó la existencia del DF-41. El artículo señala que la existencia de este misil ofrece a China -debido a su alcance de entre 12.000 y 15.000 kms- la posibilidad de atacar desde sus regiones del centro y del norte, cubriendo todo el territorio estadounidense, salvo Florida, que estaría sólo cubierta por los misiles lanzados desde el este de China o por submarinos.

La serie de artículos publicados en los periódicos chinos sobre el tema nuclear después del desfile militar del 3 de Septiembre de 2015, donde fueron presentadas las nuevas fuerzas misilísticas chinas, ha revelado detalles interesantes sobre el poder nuclear de esta nación asiática. Una de la armas estrella del desfile fue el DF-26, el misil antibuque de largo alcance. En la revista citada, varios artículos sobre el DF-26 lo califican como un “arma de doble uso, nuclear y convencional”.

Los estrategas chinos creen que Pekín busca reforzar la disuasión nuclear con el fin de lograr la estabilidad y reforzar la paz en la región de Asia y el Pacífico. Con tal fin prevén el crecimiento rápido del arsenal nuclear chino. En la publicación de orientación nacionalista Global Times, un comentarista del Instituto Chino de Estudios Internacionales, adjunto al Ministerio de Exteriores indica que “algunos abogan por dotarnos de un arsenal nuclear similar al de una superpotencia”. Él considera, sin embargo, que es mejor concentrarse en la creación de “fuerzas nucleares de élite reducidas y eficaces”.