25-09-2017 01:49 AM Tiempo de Jerusalén

Nuevo ataque ruso con misiles Kalibr en Siria ¿Una advertencia a Erdogan?

Nuevo ataque ruso con misiles Kalibr en Siria ¿Una advertencia a Erdogan?

Medios rusos informaron de que una corbeta clase Buryan -desplegada en el Mediterráneo- lanzó el martes misiles de crucero Kalibr contra objetivos terroristas en Siria.

Medios rusos informaron de que una corbeta clase Buryan -desplegada en el Mediterráneo- lanzó el martes misiles de crucero Kalibr contra objetivos terroristas en Siria.

Los misiles de crucero 3M14 “Kalibr” destruyeron las posiciones del grupo terrorista Frente al Nusra y sus aliados del llamado “Ejército de la Conquista” en la localidad de Al Mansura, cerca de la ciudad de Al Gaab, en la provincia de Hama, situada al noreste de Siria.

¿Una advertencia a Turquía?

Según analistas locales, el uso de los misiles Kalibr no estaría muy justificado desde el punto de vista militar por los bombardeos de las fuerzas aéreas rusas y siria y de la artillería siria que ya se producen en Siria.

Sin embargo, el lanzamiento de misiles de crucero, que pueden destruir objetivos muy específicos como salas de mando, depósitos de municiones y otros, es un gesto que puede servir de advertencia frente a posibles agresores, como Turquía o Arabia Saudí, que intenten acabar con el cese el fuego e iniciar una guerra a gran escala en Siria.

Esta acción se produjo además en un momento en el que el ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, ha pedido el inmediato cierre de la frontera turco-siria con el fin de impedir la entrada de terroristas y armas en Siria.

Un arma eficaz y avanzada

El misil de crucero Kalibr fue empleado anteriormente el 7 de octubre por la Flota del Caspio para atacar objetivos terroristas en Siria a 1.500 kilómetros de distancia. Estos misiles pueden ser instalados en submarinos y buques de superficie.

Los Kalibr tienen la capacidad de atacar buques de superficie, submarinos y objetivos en tierra. Dependiendo de la variante, los misiles Kalibr tienen una longitud de entre 6,2 y 8,22 metros y un peso que oscila entre los 1.300 y 2.300 kilogramos. Su diámetro es de medio metro. Ellos pueden recorrer distancias hasta de 4.500 kms, lo que les permite atacar blancos a larga distancia desde el propio territorio ruso.

En sus últimas versiones, los misiles Kalibr son subsónicos en casi toda su trayectoria y vuelan a muy pocos metros sobre nivel del mar para entorpecer su interceptación. Ellos aumentan esta velocidad hasta tres veces la del sonido en la fase final de su vuelo y son capaces de realizar ataques de alta precisión al ser guiados por el sistema de navegación vía satélite ruso GLONASS.

Nadie en el mundo esperaba que Rusia hiciera lo que hizo el 7 de octubre cuando tres barcos de la Flota del Mar Caspio lanzaron 26 misiles de este tipo hacia blancos en Siria. Estos misiles atravesaron el espacio aéreo de Irán e Iraq sin sufrir percances y destruyeron los blancos previstos en Siria. Durante su vuelo, ellos cambiaron de dirección 147 veces.

Fue ese día que Rusia confirmó que disponía de esa arma, que vuela, según el presidente ruso Vladimir Putin, “a la velocidad de un avión civil comercial”. Él añadió que la existencia del misil no era ya antes un secreto, pero su alta efectividad sí pareció sorprender a algunos analistas militares occidentales.