19-08-2019 11:30 AM Tiempo de Jerusalén

El EI utiliza una retórica nacionalista para expandirse en Libia

El EI utiliza una retórica nacionalista para expandirse en Libia

El emir del grupo terrorista tafiri wahabí EI en Libia, Abdul Qadr al Naydi, se ha jactado del crecimiento del grupo en Libia señalando que el número de sus militantes crece cada día en norteafricano.

El emir del grupo terrorista tafiri wahabí EI en Libia, Abdul Qadr al Naydi, se ha jactado del crecimiento del grupo en Libia señalando que el número de sus militantes crece cada día en el país norteafricano en un momento en el que expertos afirman que el país se está convirtiendo ahora en el destino preferente para los combatientes extranjeros de todo el mundo, señala la agencia Reuters.

Naydi, citado por el sitio de inteligencia SITE el jueves, dijo que él, como emir, tenía bajo su responsabilidad el “administrar las provincias libias” y dijo que Libia se convertiría en la “vanguardia del califato”. Naydi señaló también que el EI en Libia estaba “en constante comunicación” con los centros del grupo en Iraq y Siria.

Él amenazó a los países vecinos afirmando que éstos serían “incapaces de defenderse” de sus militantes. “Estáis protegiéndoos contra los detonadores con escudos de bambú y contra la inundación con una barrera de madera”, manifestó en una entrevista con la publicación del EI, Al Naba.

Túnez, que ha librado hace unos días una batalla contra un grupo de al menos 50 terroristas en la ciudad fronteriza de Ben Guerdane, ha completado una gran trinchera y una barrera en su frontera sur con el fin de detener los ataques de los militantes procedentes de Libia.

Un nuevo informe de la ONU señala que el éxito del EI en Libia se debe en parte a que el grupo utiliza una retórica nacionalista e intenta presentarse como un baluarte frente a una invasión extranjera. Cabe señalar que una intervención de estas características es vista con rechazo por muchos libios, que recuerdan el desastre que supuso la operación de la OTAN contra el gobierno de Gadafi en 2011, que dejó al país en un estado de caos y dividido entre distintas milicias extremistas. Expertos de la ONU han advertido que una intervención militar en Libia podría dar al EI más apoyo entre la población libia.

El informe de la ONU muestra un crecimiento del EI en Libia, donde tiene al menos a unos 6.000 combatientes desplegados frente a los 2.000 o 3.000 de que disponía en 2015. El informe señala también que Libia se ha convertido en un destino preferente para los yihadistas internacionales que llegan al país procedentes de Sudán, Túnez y Turquía.

La expansión del grupo en Libia ha sido más sencilla que en Siria o Iraq, donde tiene que hacer frente a los respectivos ejércitos y milicias populares aliados con ellos.

El pasado año, el EI tomó el control de la ciudad de Sirte, en el este del país. En Junio, sin embargo, facciones extremistas rivales expulsaron al EI de la ciudad de Derna y las fuerzas de seguridad locales de la ciudad de Sabraza atacaron a sus militantes tras el bombardeo contra uno de sus campos de entrenamiento llevado a cabo por aviones estadounidenses en febrero.