24-05-2019 12:55 AM Tiempo de Jerusalén

Sudáfrica prefiere a Irán que a Israel como socio

Sudáfrica prefiere a Irán que a Israel como socio

Sudáfrica sufre graves penurias de agua desde el pasado año, cuando la región registró la tasa más baja de precipitaciones desde hace años.

Sudáfrica sufre graves penurias de agua desde el pasado año, cuando la región registró la tasa más baja de precipitaciones desde hace años. Esta sequía está causada por el fenómeno climático de El Niño, que se traduce por un recalentamiento del Océano Pacífico tropical.

Estas penurias de agua podrían llevar a millones de personas a sufrir una escasez de alimentos.

Para contrarrestar este problema, Sudáfrica acaba de firmar un acuerdo con Irán con el objetivo de construir plantas de desalinización en todas las colectividades costeras.


Nomvula Mokonyane, ministra de Aguas y Desalinización, declaró: "En el momento actual hemos creado una comisión binacional con Irán y tenemos intención de que funcione a pleno rendimiento".

La ministra anunció igualmente que el presidente Jacob Zuma visitará Irán el próximo mes en el marco de la asociación entre ambos países.

La pasada semana, el embajador israelí había enviado envitaciones a una "semana sobre el agua" organizada por Israel y anunció la participación en ella del dirigente de la región Noroeste de Sudáfrica, Supra Mahumapelo.

Se trató de una mentira rápidamente desmentida por el gobierno sudafricano, que declaró que Supra Mahumapelo no acudiría a este evento y que el embajador israelí no había dicho la verdad al anunciar tales informaciones.

La campaña de BDS en Sudáfrica ha expresado su irritación señalando que este evento era "un grosero intento de Israel de lavar su imagen" a los ojos de la opinión pública. Israel quería aparecer como una tabla de salvación de Sudáfrica suministrando agua al país, mientras no muestra ningún escrúpulo para privar a los palestinos de la misma".

La campaña indicó además que Israel no representa ningún interés para Sudáfrica en el tema de agua, ya que muchos otros países poseen la misma tecnología, incluyendo Irán.