21-08-2019 06:28 PM Tiempo de Jerusalén

El pueblo de Bahrein agradece al general Soleimani por su apoyo

El pueblo de Bahrein agradece al general Soleimani por su apoyo

Un prominente líder de la oposición de Bahrein ha saludado la declaración del jefe de la Fuerza Al Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), general Qassem Soleimani.

Un prominente líder de la oposición de Bahrein ha saludado la declaración del jefe de la Fuerza Al Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), general Qassem Soleimani, contra el régimen de los Al Jalifa señalando que ella ha sido una fuente de esperanza y valor para el pueblo de Bahrein.

“La rara advertencia del general Soleimani contra el insulto del régimen de los Al Jalifa contra Sheij Isa Qassem, el líder de los shiíes de Bahrein, ha levantado la moral y el ánimo de la sociedad de Bahrein y ha reforzado su espíritu de lucha y de búsqueda del martirio así como de defensa de su tierra y sus lugares santos”, dijo Abdul Amir Hashimi a Fars News el miércoles.

Subrayando la colaboración entre los Al Saúd y los Al Jalifa en la represión del pueblo de Bahrein, Hashimi apreció la postura de Irán, señalando que “es el único país que apoya al pueblo de Bahrein”.

El pasado lunes, el Ministerio del Interior de Bahrein anunció que había privado al Ayatolá Sheij Isa Qassem de su nacionalidad.

El general Soleimani, jefe de la Fuerza Al Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), afirmó el lunes que “la privación de la nacionalidad a Sheij Isa Qassem por el régimen de los Al Jalifa va a inflamar Bahrein y la región”, indicó el canal iraní por satélite Al Alam.

En un comunicado, el general Soleimani declaró que “el régimen de Bahrein sabe a ciencia cierta que la agresión contra el Ayatolá Isa Qassem es una línea roja que, una vez franqueada, va no sólo a inflamar a Bahrein y toda la región, sino que además el régimen de Bahrein se arriesga a afrontar una resistencia armada provocando así la caída de la dinastía de los Al Jalifa”.

Él continuó diciendo: “El pueblo musulmán de Bahrein soporta la opresión desde hace años. Él sufrió la injusticia, la discriminación, la humillación y la violencia inhumana del régimen de los Al Jalifa. La arrogancia de los Al Jalifa no conoce límites porque ellos no cesan de multiplicar sus crímenes cotidianamente. Ellos aumentan la presión contra el pueblo de Bahrein beneficiándose de la nobleza de ese pueblo y del carácter pacífico de su movimiento, pero también del silencio de la ONU, EEUU y otros países occidentales”.

Él concluyó: “Los protectores de los Al Jalifa deben saber que todo intento contra el Sheij Isa Qassem y la continuación de las presiones contra los bahreiníes llevará al inicio de un levantamiento sangriento, la responsabilidad del cual recaerá sobre todos aquellos que han alimentado la arrogancia de los gobernantes de Bahrein”.