18-02-2020 11:43 AM Tiempo de Jerusalén

Francia busca aumentar su influencia en la UE tras el Brexit

Francia busca aumentar su influencia en la UE tras el Brexit

Un periódico británico ha revelado que los franceses son más favorables al Brexit que el resto de ciudadanos europeos.

Un periódico británico ha revelado que los franceses son más favorables al Brexit que el resto de ciudadanos europeos.

El diario Economic Times ha indicado en un informe publicado en su sitio de Internet que el Reino Unido y Francia han tenido unas relaciones complejas en el curso de los diez últimos siglos, incluyendo guerras destructivas entre los dos países desde la Edad Media pasando por la época napoleónica. Recientemente, ambas naciones han protagonizado tensiones en relación al control del canal de la Mancha.

Los sondeos demuestran que una parte importante de los ciudadanos franceses interrogados son favorables a la salida del Reino Unido, que es visto a la vez como un país aliado y enemigo.

Los sondeos de este mes de junio indicaban que la mayoría, o una parte muy amplia de los franceses, apoya la salida del Reino Unido de la UE. Según Dominique Moisi, consejero del Instituto Francés de Relaciones Internacionales (IFRI), entre un 32% y un 42% de los franceses creen que la salida del Reino Unido del bloque europeo es un hecho “positivo”.

Muchos franceses ven en el Brexit una oportunidad para un retorno con fuerza de Francia al escenario europeo e incluso mundial. Según tales cálculos podrían crearse dos bloques en Europa: uno encabezado por Alemania y su esfera de influencia en Europa del Norte y del Este, y un bloque encabezado por Francia entre sus vecinos, como Bélgica y los países de Europa Occidental y del Sur, incluso aunque Francia arrastra una grave crisis y sus dirigentes son ampliamente cuestionados en su país.

Otros críticos creen, sin embargo, que el papel de Francia se va a debilitar en Europa en lugar de reforzarse debido a sus inherentes problemas económicos, que le hacen estar subordinada a Alemania. El dominio de Berlín viene impuesto por el propio euro, bajo control de los alemanes y que obstaculiza los planes de Francia para expandir su mercado interior caracterizado por una baja competitividad.

Existe también una vertiente cultural en el Brexit para los franceses. Dos políticos franceses -Robert Menard, alcalde de Beziers, del Frente Nacional, y Jean-Luc Melenchon, líder del Frente de Izquierda- creen que el idioma inglés debe dejar de tener un papel relevante en la UE tras el Brexit. “El inglés ya no tiene legitimidad en Bruselas”, dijo Menard. “El inglés ya no puede ser el tercer idioma de trabajo del Parlamento Europeo”, señaló, por su parte, Melechon. Estos políticos esperan un aumento de la influencia del francés, uno de los idiomas oficiales más importantes de la UE.

Por su parte, medios de izquierda franceses creen que el Brexit británico será “el fin de una visión ultraliberal de Europa, que había perdido su capacidad de proyectarse en el mundo. Europa ha estado neutralizada por los equilibrios internos políticos, económicos y presupuestarios y ha acabado por ser sólo un vasto mercado”.

Según el ministro de Economía francés, Emmanuel Macron, el desafío ahora será “evitar la contaminación del Brexit y relanzar la dinámica de un proyecto positivo para Europa”.