22-02-2020 01:03 PM Tiempo de Jerusalén

Erdogan rechaza con irritación críticas de EEUU por su purga de generales

Erdogan rechaza con irritación críticas de EEUU por su purga de generales

El presidente turco ha reaccionado con ira a las declaraciones del Director de la Agencia Nacional de Inteligencia de EEUU que criticó la purga de generales llevada a cabo por Erdogan.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha reaccionado con ira a las declaraciones del Director de la Agencia Nacional de Inteligencia de EEUU, James Clapper, que criticó la purga de generales llevada a cabo por Erdogan tras el intento de golpe de estado en Turquía.

Los comentarios de Clapper en el Foto de Seguridad de Aspen se centraron en la destitución de varios altos oficiales del Ejército turco con estrechos vínculos con EEUU y sus servicios de inteligencia. Él afirmó que esto no sólo dañaba la “capacidad de EEUU de coordinarse con el Ejército turco, sino que también perjudicaba la guerra contra el EI”.

Clapper estuvo sentado en el Foro junto al general Joseph Votel, jefe del Mando Central de EEUU, que ha sido acusado por el presidente turco de haber dirigido el intento de golpe de estado, algo que él ha negado.

La primera reacción fue la del ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, que dijo que los comentarios de Clapper eran “ridículos” e insistió en que el Ejército turco sería más eficiente tras la purga.

Por su parte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reaccionó con irritación a los comentarios de Clapper afirmando que no le correspondía a él evaluar las medidas tomadas por Turquía tras el intento de golpe y le dijo: “No te entrometas en lo que no te corresponde. ¿Quién eres tú?”.

Erdogan fue más allá y acusó a EEUU de implicación en el golpe insistiendo en que “mi pueblo sabe quien está detrás de este plan” y aseguró que, con sus críticas, Clapper y otros estaban “poniéndose en evidencia”. Él añadió que el presunto promotor del golpe, según el gobierno turco, Fethullah Gülen, está “en vuestro país y lo estáis alimentando”.

Turquía ha arrestado a casi la mitad de sus 358 generales por complicidad en el fallido intento de golpe del 15 de Julio y ha llevado a cabo una profunda reestructuración en el seno del Ejército.

Manifestación contra la presencia de EEUU en la base de Incirlik

Mientras tanto, en Turquía miles de manifestantes se reunieron ante la base aérea de Incirlik el jueves y corearon eslóganes antinorteamericanos.

Los manifestantes turcos se reunieron en Adana, una ciudad cercana a la base de Incirlik, y pidieron el cierre de la base.

La policía turca se desplegó para impedir que los manifestantes pudieran acceder a la base, que alberga armas nucleares de EEUU y que ha sido utilizada por aviones estadounidenses para “la lucha contra el EI” en Siria e Iraq.

La manifestación fue transmitida en directo por algunas cadenas de televisión.

Durante el intento de golpe de estado, aviones turcos salieron de la base conjunta para atacar sitios del gobierno turco. Después del fracaso de la intentona, la base estuvo cercada durante cuatro días con la electricidad cortada.

El comandante de la base, general Bekir Ercan Van, y una decena de oficiales de rango inferior que servían en la instalación fueron arrestados bajo el cargo de complicidad en el intento de golpe.