22-09-2019 11:29 PM Tiempo de Jerusalén

Centro israelí: “La eliminación del EI sería un error estratégico”

Centro israelí: “La eliminación del EI sería un error estratégico”

De creer un estudio publicado por el Centro israelí Beguin-Sadat, que está firmado por Ibrahim Inbar, director del Centro, la erradicación del EI sería un error estratégico de primer orden.

De creer un estudio publicado por el Centro israelí Beguin-Sadat, que está firmado por Ibrahim Inbar, director del Centro, la erradicación del EI sería un error estratégico de primer orden. Occidente debe “preservar a los elementos de la organización que no muestren interés por llevar a cabo ataques terroristas en EEUU y Europa”, según el estudio.

Él señala que la reunión reciente del secretario de Defensa de EEUU, Ashton Carter, con los ministros de Defensa de los países aliados para definir un plan de intervención de la coalición contra el EI, a fin de eliminarlo de forma decisiva, fue un “error estratégico”.

El estudio subraya que un EI débil es mejor que una erradicación del mismo y añade: “Si Occidente elimina al EI, sus militantes y sus partidarios que proceden de los países occidentales no tendrán más opción que regresar a ellos. Teniendo en cuenta que ellos han adquirido suficiente experiencia en el dominio del combate, ellos serán capaces de cometer grandes operaciones terroristas en Occidente (en lugar de en los países árabes)”. En cambio, prolongar la vida del EI provocará la muerte de la mayoría de terroristas en Oriente Medio y esto evitará dinero y energías a los países occidentales en su lucha antiterrorista”.

El estudio afirma que el fin del EI reforzaría el estatus de Rusia e Irán en Oriente Medio, en especial en Siria e Iraq.

“El mayor error estratégico cometido por Washington es el de ver de manera positiva el creciente poder del eje Moscú-Teherán-Damasco y mantener una cooperación con él en la lucha contra el EI”.

“La eliminación del EI reforzará la posición de Irán en Oriente Medio y también al régimen del presidente sirio, Bashar al Assad”.

El estudio israelí añade que EEUU había cometido un “error” con la firma del acuerdo nuclear de Irán, olvidando que este último era un poderoso enemigo de Israel.

El estudio concluye que el EI “no representa ninguna amenaza para la seguridad de Israel, incluso si continúa implantado en el corazón de Oriente Medio”.