06-12-2019 11:14 AM Tiempo de Jerusalén

Yemen dispuesto a ceder bases militares a Rusia

Yemen dispuesto a ceder bases militares a Rusia

El antiguo presidente yemení, Ali Abdulá Saleh, ha dicho que el nuevo gobierno de Yemen está dispuesto a cooperar con Rusia contra el terrorismo...

El antiguo presidente yemení, Ali Abdulá Saleh, ha dicho que el nuevo gobierno de Yemen está dispuesto a cooperar con Rusia contra el terrorismo permitiendo el acceso de las Fuerzas Armadas rusas a bases militares yemeníes.

“Rusia es un país cercano a nosotros y nosotros extendemos nuestra mano a Rusia para cooperar en el campo de la lucha contra el terrorismo”, dijo Saleh en una entrevista con el canal Rossiya 24 el domingo.

Él dijo que Yemen estaba preparado para dar acceso a Rusia a sus bases militares.

“Podemos suministrar todas las instalaciones que existen en nuestras bases, aeropuertos y puertos. Estamos preparados para ceder esas instalaciones a la Federación Rusa”, añadió.

Él dijo, sin embargo, que tal cooperación no significaría que Rusia fuera a luchar al lado de las fuerzas yemeníes contra los agresores saudíes que llevan a cabo una guerra contra Yemen.

Esto tiene lugar en un contexto de acercamiento de Rusia a Yemen. Según el sitio Akhbar al Saah, que cita al encargado de negocios de la Embajada rusa en Sanaa, Rusia acaba de proporcionar un apoyo al Consejo Político Supremo de Yemen, compuesto por Ansarulá y el Congreso Popular General, el principal partido del país, que está liderado por el ex presidente Ali Abdulá Saleh.

Se trata de un golpe a la coalición pro-saudí que lleva a cabo ataques aéreos brutales contra Yemen desde marzo de 2015. De este modo, el presidente dimisionario Abed Rabbo Mansur Hadi, que contaba con obtener el apoyo ruso, parece haber quedado totalmente desacreditado a los ojos de Moscú.

“El primer golpe asestado por Rusia a Arabia Saudí tuvo lugar hace unos días cuando Moscú rechazó ejercer presiones sobre las delegaciones de Ansarulá y de Ali Abdulá Saleh para que cedieran a las exigencias del enviado de la ONU, Ismail Walad Cheikh”, señala el sitio.