22-02-2020 11:14 AM Tiempo de Jerusalén

Zarif: El Islam de Irán no se parece al fanático wahabismo saudí

Zarif: El Islam de Irán no se parece al fanático wahabismo saudí

El ministro de Exteriores de Irán ha señalado que la religión islámica que se practica en Irán y en la mayor parte del mundo musulmán no tiene nada que ver con el wahabismo saudí.

El ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Yavad Zarif, ha señalado que la religión islámica que se practica en Irán y en la mayor parte del mundo musulmán no tiene nada que ver con el wahabismo saudí.

“Ciertamente, no existe ningún parecido entre el Islam de los iraníes y de la mayoría de los musulmanes y el extremismo fanático que el mufti saudí y los patrocinadores saudíes del terrorismo predican”, señaló Zarif en su cuenta de Twitter el martes.

Zarif hizo estas declaraciones en respuesta a las declaraciones del mufti wahabí saudí, Sheij Abdul Aziz al Sheij, que dijo a un periódico árabe que los iraníes “no eran musulmanes” y “sentían una profunda animosidad hacia los sunníes”.

Las declaraciones del mufti, que obedece en sus fatuas y pronunciamientos las órdenes e indicaciones de la monarquía saudí a la que sirve, se produjeron después de que el Líder Supremo de la Revolución, Ayatolá Sayyed Ali Jamenei, criticara al régimen saudí por su insolencia e incompetencia con respecto a las masacres del pasado año en la Mezquita de Meca y en Mina durante la Peregrinación. En Mina, dos grandes masas de peregrinos convergieron el 24 de Septiembre de 2015 y se produjo una avalancha. Cientos de heridos perdieron la vida por la falta de atención después del desastre.

Rohani: El régimen saudí debe pagar por sus crímenes contra países musulmanes

Por su parte, el presidente iraní, Hassan Rohani, ha pedido al mundo musulmán que una sus fuerzas y lleve al régimen saudí ante la justicia por sus atrocidades en los países musulmanes de Oriente Medio.

“Los países de la región y el mundo musulmán deben realizar esfuerzos concertados dirigidos a resolver los problemas existentes y castigar al gobierno saudí”, dijo Rohani el miércoles.

El presidente iraní subrayó el apoyo de Riad al terrorismo añadiendo que “el régimen saudí está derramando la sangre de los musulmanes en Iraq, Siria y Yemen mediante sus crímenes en la región”.

El reino, donde el wahabismo radical es libremente predicado por sus clérigos, es acusado regularmente de proporcionar un apoyo ideológico y financiero a los terroristas takfiris, que han sembrado la muerte y la destrucción en Iraq y Siria en los últimos años.

El régimen saudí ha estado llevando a cabo una campaña militar indiscriminada contra Yemen desde el pasado año, matando a unas 10.000 personas, la gran mayoría de ellas civiles.

Rohani también criticó a las autoridades saudíes por su “falta de tacto e ineptitud” al gestionar la peregrinación del Hayy del pasado año, cuando miles de peregrinos musulmanes, incluyendo 465 iraníes, perdieron la vida en una avalancha humana.

“El gobierno iraní y la República Islámica nunca dejarán que la sangre de los mártires sea derramada en vano y continuarán sus esfuerzos políticos y legales para restaurar sus derechos”, dijo Rohani, que también criticó a los dirigentes saudíes por crear obstáculos para el envío este año de los peregrinos de Irán y otras naciones al Hayy.