01-10-2020 01:03 AM Tiempo de Jerusalén

Arabia podría perder hasta 3 billones de dólares en demandas por el 11-S

Arabia podría perder hasta 3 billones de dólares en demandas por el 11-S

Arabia Saudí podría pagar la suma astronómica de 3 billones de dólares en demandas de familiares de las víctimas y perjudicados del 11-S.

Arabia Saudí podría pagar la suma astronómica de 3 billones de dólares en demandas de familiares de las víctimas y perjudicados del 11-S, señaló el periodista palestino Abdel Bari Atwan.

En un artículo publicado en el sitio de información Ar Ray al Youm, del que director, Atwan estima que lo elevado de esta suma demuestra que no son sólo los parientes de las 3.000 víctimas quienes recibirán las indemnizaciones, sino también otros perjudicados y numerosas instituciones norteamericanas, públicas y privadas. El alcalde de Nueva York estima que la ciudad ha sufrido 96.000 millones de dólares en pérdidas.

Además, los que sufren enfermedades derivadas de los atentados podrían convertirse también en demandantes.

Las compañías aéreas y las sociedades que tenían oficinas en las Torres Gemelas figuran también entre los perjudicados.

Quince de los 19 terroristas que llevaron a cabo los atentados eran saudíes. Varios funcionarios y agentes de inteligencia saudíes les prestaron ayuda durante su estancia en EEUU, según una parte de 28 páginas de un informe del Congreso de ese país.

Atwan señala que la decisión del Congreso de permitir a las víctimas del 11-S demandar a Arabia Saudí demuestra que este país ya no es un aliado estratégico de EEUU. Él citó también a este respecto las declaraciones del presidente norteamericano, Barack Obama, a la revista Atlantic.

Esto tiene lugar en un momento en el que el reino wahabí lleva a cabo guerras contra Yemen -de forma directa- y contra Siria e Iraq -a través de terroristas aliados-. El régimen saudí hace frente ahora a un abandono de sus aliados.

“Turquía ha escogido reconciliarse con Rusia y negocia en secreto con el gobierno sirio. Qatar reclama un diálogo con Irán para resolver sus problemas con las monarquías árabes del Golfo Pérsico. El Sultanato de Omán mantiene una postura de total independencia frente a Riad. Pakistán se contenta con apoyar verbalmente a Arabia Saudí en su guerra de Yemen mediante comunicados de prensa, mientras que su Parlamento ha votado en contra de intervenir en ese país”.

Atwan mencionó también las declaraciones del gran mufti de Arabia, Abdul Aziz al Sheij, el cual declaró apóstatas a millones de iraníes y shiíes, estimando que ellas son contrarias a los esfuerzos de Arabia para cambiar su imagen en EEUU y en Occidente en general.