23-09-2021 02:47 PM Tiempo de Jerusalén

El Frente al Nusra Reconoce Disponer de Armas Químicas

El Frente al Nusra Reconoce Disponer de Armas Qu&iacutemicas

El grupo terrorista Yabhat al Nusra, que se halla incluido dentro de la lista estadounidense de “organizaciones terroristas” y que está vinculado a Al Qaida, ha reconocido disponer de armas químicas.

El grupo terrorista Yabhat al Nusra, que se halla incluido dentro de la lista estadounidense de “organizaciones terroristas” y que está vinculado a Al Qaida, ha reconocido disponer de armas químicas y ha amenazado con utilizarlas contra las tropas sirias y las ciudades de mayoría alauí.

En una declaración titulada “Ojo por ojo”, el líder del grupo Abu Mohammed al Yolani, un sirio que perteneció al grupo Al Qaida en Iraq, culpó a las autoridades sirias del ataque en las regiones de Guta Oriental y Occidental a pesar de las evidencias aportadas por Rusia sobre la autoría de los grupos terroristas con respecto a tales hechos. Cabe señalar aquí la coincidencia de puntos de vista de los países occidentales y Al Qaida en lo que se refiere a culpar al gobierno sirio.

Los grupos terroristas llevaron a cabo en Julio de 2012 un ataque con armas químicas contra militares sirios en Jan al Assal, una localidad cercana a Alepo. Precisamente la llegada de un equipo de la ONU a Siria la pasada semana tenía como misión la de llevar a cabo una investigación sobre aquel incidente.

El Frente al Nusra utilizó un lenguaje sectario en su declaración al hablar de “una de sus localidades” refiriéndose así a las localidades alauíes. Al Qaida trata de presentar el conflicto de Siria como una lucha entre sunníes y los alauíes, y ha atacado, asesinado y secuestrado a miembros de esta minoría en Latakia, extendiendo estos ataques también a cristianos y musulmanes shiíes.

La mayoría de los sunníes de Siria se oponen asimismo a los grupos terroristas, que han asesinado a varios de sus líderes religiosos y destruido mezquitas sunníes. Su ideología extremista ha ganado también el rechazo de los habitantes de las zonas que ocupan, incluyendo partes de Alepo, donde los residentes se han manifestado en contra de estos grupos.

Según diversos analistas, un ataque estadounidense contra Siria, si llevara a la caída del gobierno de Bashar al Assad, llevaría probablemente a que los grupos armados, de ideología extremista y vinculados algunos de ellos a Al Qaida, tomaran el poder.

El resultado de tal hecho sería un probable genocidio de las minorías religiosas, incluyendo los cristianos, y que Siria se convierta en un feudo de Al Qaida y los grupos extremistas, que son claros enemigos de EEUU y otros países occidentales.