22-08-2019 04:12 AM Tiempo de Jerusalén

23 unidades militares ucranianas juran fidelidad a las autoridades de Crimea

23 unidades militares ucranianas juran fidelidad a las autoridades de Crimea

Veintitrés unidades militares ucranianas acantonadas en Crimea han declarado su lealtad al gobierno de esta república autónoma, anunció el miércoles Guennadi Bassov, concejal del Consejo Municipal de

Veintitrés unidades militares ucranianas acantonadas en Crimea han declarado su lealtad al gobierno de esta república autónoma, anunció el miércoles Guennadi Bassov, concejal del Consejo Municipal de Sebastopol.

“Un total de 23 unidades de las Fuerzas Armadas ucranianas, de un total de 34, han pasado a estar bajo la autoridad de la república autónoma”, indicó Bassov, que participa en persona en las negociaciones con los jefes de las unidades militares ucranianas.

Entre estas unidades se encuentran un regimiento de Tropas del Interior, la base aérea de Belbek, unidades de defensa antiaérea y otras.

El primer ministro de Crimea, Serguei Aksionov, anunció el martes que más de 5.000 militares ucranianos han pasado a estar bajo la autoridad de la República Autónoma de Crimea.

Tras el cambio de poder en Kiev, donde el Parlamento destituyó al presidente del país bajo la coacción de los grupos extremistas armados que entraron en el mismo, el Consejo Supremo de Crimea ha decidido llevar a cabo un referéndum el próximo 30 de Marzo para establecer un nuevo estatus para Crimea. Otras regiones del Sur y Este de Ucrania han manifestado su disposición a unirse al mismo.

La región de Crimea, poblada principalmente por rusoparlantes, fue entrega por Nikita Krushev a Ucrania en 1954 cuando esta república y Rusia pertenecían a la Unión Soviética. Después de la caída de la URSS en 1991, Crimea continuó en Ucrania, pero recibió el estatus de república autónoma.

Crimea no dialogará con las autoridades “ilegítimas” de Kiev

Aksionov ha garantizado que la voluntad de la población de Crimea, expresada en el próximo referéndum sobre el futuro estatus del territorio, será respetada.

En relación a una eventual separación de Crimea, el político reiteró que esa decisión concierne a los habitantes de la península, quienes podrán expresar cualquier opción en la consulta popular “y cuya voluntad acataremos”, aseveró.

Preguntado acerca de posibles conversaciones con la Suprema Rada (Parlamento) del país, Aksionov respondió que el ejecutivo de Crimea no negociará con las nuevas autoridades ucranianas porque las considera ilegítimas.

“No consideramos legítimas a esas autoridades que nos invitan (a Crimea) a entrar en negociaciones y en eso consiste el problema principal”, enfático Aksionov, quien fue elegido el pasado 27 de febrero como nuevo titular del Gobierno de Crimea por el Parlamento de esa república. Kiev no reconoce tal nombramiento.

En relación con los pasos adoptados por el Gobierno autónomo de crear unas fuerzas armas y una flota propias, el primer ministro consideró que todas las formaciones militares presentes en Crimea deben subordinarse al poder autónomo de las autoridades de la península, en particular a su Parlamento.