26-09-2017 01:35 AM Tiempo de Jerusalén

La guerra de Israel contra los niños de Gaza

La guerra de Israel contra los niños de Gaza

“Ella era el centro de nuestra vida. Era la cosa más preciada en el mundo para nosotros. Habíamos esperado mucho tiempo por ella. Ahora no sabemos si despertará otra vez”.

“Ella era el centro de nuestra vida. Era la cosa más preciada en el mundo para nosotros. Habíamos esperado mucho tiempo por ella. Ahora no sabemos si despertará otra vez”, señaló Alla el Masri enterrando su cabeza entre sus manos mientras se hallaba al lado de su hija de 9 años que se hallaba en la cama cercana de un hospital.

Él y su esposa, Hanan, habían logrado tener la niña a través de una técnica de fecundación in vitro. Ella, como hija única, era la felicidadad de sus padres y abuelos que le decían siempre que no se alejara de su hogar en estos tiempos convulsos.

“Nuestra pequeña hija estaba jugando en el jardín cuando ocurrió. Los israelíes bombardearon una casa al otro lado de la calle. La explosión alcanzó nuestra vivienda y vi a mi hija tumbada sangrando”, dijo Masri. “Ella fue herida en la cabeza así que tememos mucho por ella”.

Mariam es sólo una del gran número de niños palestinos que se han convertido en víctimas desde que el gobierno de Benyamin Netanyahu lanzó la operación Roca Sólida: hasta el pasado viernes 22 niños habían sido asesinados por ataques israelíes y el 70% de los 800 heridos eran niños o mujeres, según fuentes médicas palestinas.

Ashraf al Qadri, director de información del Hospital Al Shifa, de la Ciudad de Gaza, advirtió de un “efecto catastrófico” sobre las jóvenes vidas si la espiral de violencia continúa. El Dr. Nabil Sharqawi ha estado tratando a muchos niños en el Hospital de Shifa. “Es difícil aceptar esto emocionalmente. Somos médicos, pero también seres humanos, así que el ver los traumas de los niños es algo muy angustiante. Mariam ha sufrido daños cerebrales. Primero, hemos de esperar que sobreviva. Luego, veremos si puede hablar, caminar o ver otra vez. Desgraciadamente, tenemos más casos así”.

Sharqawi mostró la foto de un niño con terribles heridas. “Continúo pensando en él. Él fue traído ayer aquí. Tiene 10 años. Ha perdido los dos brazos y una pierna. Estaba plenamente consciente y me dijo: “Por favor, doctor, detenga este dolor. Pero había poco que pudiéramos hacer. Falleció poco después.”

La Ciudad de Gaza es un lugar relativamente pequeño y los daños humanos afectan a toda la comunidad. Yasmin Dawass, de 22 años, es una estudiante de medicina y traductora del Independent. Élla estaba preocupada por un compañero estudiante que estaba viajando en su moto el jueves cuando fue alcanzado por un ataque aéreo. Y ella lo halló en una cama situada junto a la de Mariam con las dos piernas y parte de su brazo derecho amputados. “Él era un chico normal que estaba circulando por la calle. Quería ser doctor y ayudar a las personas”, señaló.

En una cama cercana están otros dos niños, ambos primos y de cinco años. Nuraddin sufre de daños en la cabeza. Él perdió a sus padres cuando los misiles cayeron sobre su casa. Kinan fue alcanzado por la metralla en el pecho y las piernas. Su padre y su hermana murieron en el mismo ataque.

Su vivienda, en el distrito de Beit Hanun, fue atacada deliberadamente desde el aire por un drone. Ella pertenecía a Hafez Hamad, que fue acusado por Israel de pertenecer al grupo Yihad Islámico. Otros seis miembros de la familia fueron asesinados junto con él, incluyendo su esposa, madre, dos hermanos y una nieta de 21 años.

El Dr. Qadri en el hospital advierte que los suministros médicos disponibles en Ramalá, la capital administrativa de Cisjordania, no han llegado aún. “Estamos pidiendo ayuda no sólo a Ramalá, sino también a organizaciones internacionales, pero todo lo que hemos obtenido hasta el momento son promesas. Estamos agotando las medicinas. La mitad de las ambulancias no funcionan debido a la falta de combustible.”


Kim Sengupta – The Independent