19-01-2020 11:41 AM Tiempo de Jerusalén

Ejército libanés rechaza un nuevo ataque terrorista contra Arsal

Ejército libanés rechaza un nuevo ataque terrorista contra Arsal

Fuerzas militares de El Líbano repelieron un ataque de grupos terroristas sirios en Wadi Hmeid, un poblado de la localidad fronteriza de Arsal donde a comienzos de mes se registraron intensos combates

Fuerzas militares de El Líbano repelieron un ataque de grupos terroristas sirios en Wadi Hmeid, un poblado de la localidad fronteriza de Arsal donde a comienzos de mes se registraron intensos combates, informó el Ejército.

Extremistas islámicos asaltaron a primera hora del jueves un puesto de control de carretera de las Fuerzas Armadas en la mencionada región de la Bekaa oriental, pero la respuesta de las tropas regulares, que utilizó armas pesadas, causó numerosos muertos y heridos a los atacantes, sin sufrir bajas en sus filas.

Ninguna fuente oficial pudo definir si los irregulares pertenecían al Frente al Nusra o al Estado Islámico (EI), las dos organizaciones terroristas más activas en Siria e Iraq y que el 2 de agosto irrumpieron en Arsal, situado unos 90 kilómetros al noreste de Beirut.

Los takfiris avanzaron el miércoles sobre una base militar con la intención de aislarla adentrándose en Arsal, precisó el reporte que refirió a fuertes combates en la madrugada.

Pese a que el Ejército reforzó desde entonces su presencia en el área, prevalece la tensión y crece la preocupación porque nuevas escaramuzas se extiendan en la complicada y extensa frontera sirio-libanesa, a través de la cual se han infiltrado milicianos que luchan contra el gobierno de Damasco.

Los enfrentamientos de inicios de mes, en los que en cinco días murieron al menos 18 soldados y policías, 36 fueron apresados y 22 están dados como desaparecidos, fueron los más peligrosos en territorio libanés como extensión de la guerra en Siria.

La ciudad portuaria de Trípoli, en el norte del país, ha sido donde con más intensidad se refleja el impacto del conflicto sirio, pues allí habitan grupos salafistas extremistas que apoyan a la oposición a Bashar al Assad, y alawíes pro-sirios.

El primer ministro Tammam Salam afirmó que “no habrá indulgencia para los asesinos terroristas ni contemporización con quienes violan el territorio de El Líbano y dañan a su pueblo”, pero subrayó que esa respuesta atañe a la Fuerzas Armadas y las de Seguridad Interna, como entes defensivos legítimos.

El miércoles en la noche también, un grupo de 10 sirios armados secuestró a un residente de Arsal a sólo 500 metros de un puesto de control militar, mientras el Ejército incautó un carro cargado con lanzagranadas en Hermel y reportó tiroteos contra la región de Akkar-Abboudiyeh desde el lado sirio.