21-11-2018 11:06 PM Tiempo de Jerusalén

Ejército sirio mata a centenares de terroristas del EI cerca de campo de gas

Ejército sirio mata a centenares de terroristas del EI cerca de campo de gas

Violentos combates tuvieron lugar el domingo entre el Ejército sirio y el Estado Islámico (EI) durante la ofensiva de la organización terrorista contra el yacimiento de gas de Al Shaer.

Violentos combates tuvieron lugar el domingo entre el Ejército sirio y el Estado Islámico (EI) durante la ofensiva de la organización terrorista contra el yacimiento de gas de Al Shaer, el principal de Siria y situado en la central provincia de Homs.

El Estado Islámico inició la pasada semana una violenta ofensiva y ocupó los pozos 101, 102 y 103, además de una planta industrial en esa área, según cadenas de televisión regionales.

Una fuente señaló que la intensidad de los combates entre el EI y el Ejército sirio en la zona han decrecido después de la retirada del EI de varias de sus posiciones debido a la presión y al fuego masivo utilizado por la artillería y la aviación siria. El Ejército sirio ha enviado refuerzos a la zona desde otros lugares y ha empleado misiles de gran potencia contra los militantes. Una fuente militar ha señalado que el objetivo militar no sólo es retener el control del campo sino eliminar las capacidades del EI en toda este área para que no pueda lanzar otra ofensiva.

Un portavoz militar desmintió asimismo la ocupación por parte del EI del aeropuerto militar de Tifur, a unos 25 kilómetros al suroeste del campo de gas. Medios de prensa señalan que la formación radical lanzó al menos tres ataques suicidas contra puestos de control en los alrededores de la base aérea, pero sus intentos de avanzar fueron infructuosos.

Durante los combates, murieron 15 militares y al menos 250 de los asaltantes, entre ellos uno de sus líderes, de origen kuwaití, muy cercano al autoproclamado Califa Abu Bakr al Baghdadi, comentó la fuente.

Esa instalación es clave para las fuerzas armadas en sus incursiones en el este del país contra las posiciones del EI, sobre todo tras la reciente pérdida del aeropuerto de Al Tabqa, en la oriental provincia de Raqqa.

El ataque al campo de gas buscaba privar al gobierno de este vital combustible ante la llegada del invierno y a la vez obtener otro medio para financiar su campaña, señaló la fuente militar.

Un segundo objetivo del mismo era el disminuir la presión del Ejército sobre los terroristas en la ciudad de Deir Ezzor, situada al este de Siria y capital de la provincia homónima. Las fuerzas armadas sirias han avanzado en los últimos días hacia el corazón de la margen izquierda de la ciudad, dividida por el río Eufrates, y considerada estratégica por ambos bandos.