20-11-2018 05:37 PM Tiempo de Jerusalén

Ejército sirio derrota al EI en el Aeropuerto de Deir Ezzor

Ejército sirio derrota al EI en el Aeropuerto de Deir Ezzor

El sábado fue un día particularmente sangriento para la milicia takfiri del Estado Islámico (EI) porque su asalto contra el Aeropuerto del Deir Ezzor se saldó con un importante fracaso.

El sábado fue un día particularmente sangriento para la milicia takfiri del Estado Islámico (EI) porque su asalto contra el Aeropuerto del Deir Ezzor se saldó con un importante fracaso.

Los combates estallaron el miércoles, cuando el EI inició el ataque contra posiciones militares mediante el uso de coches bombas conducidos por suicidas. Aunque el EI avanzó al principio, se vio incapaz de romper las líneas de defensa y perdió luego terreno ante el contraataque de los militares.

Al menos 100 miembros del grupo, según los medios sirios y libaneses, cayeron muertos en el ataque del sábado. Centenares de milicianos emprendieron la huida.

Entre los muertos hay 30 extranjeros, incluyendo dos franceses, señaló la agencia siria Sana.

Según el sitio de información Jabar Press, el ataque del sábado se inició con el atentado suicida de un camión bomba en la zona de Masmakeh, próxima al aeropuerto.

Hassan Hassan, un experto militar sirio que fue entrevistado por la cadena de televisión iraní en lengua árabe Al Alam,  dijo que el asalto fue lanzado a partir de varios ejes y en en gran número. Sin embargo, fracasó debido a los ataques lanzados por la aviación siria contra los militantes y sus convoyes de suministros. El Ejército también recibió refuerzos e incrementó las fortificaciones del aeropuerto.

La importancia del aeropuerto reside en el hecho de que constituye la base militar más importante en el este del país, una zona limítrofe con Iraq. Su control por parte de las fuerzas gubernamentales les permite cortar las vías de suministro del EI en armas y milicianos, explicó el experto.

Los cadáveres de los terroristas que no fueron evacuados por sus compañeros huidos fueron transportados en camiones y luego expuestos el sábado en las calles de la ciudad de Deir Ezzor, donde tuvieron lugar escenas de alborozo, según los vídeos difundidos.