21-10-2019 01:32 AM Tiempo de Jerusalén

Ministro pakistaní acusa a Arabia Saudí de ser responsable del terrorismo

Ministro pakistaní acusa a Arabia Saudí de ser responsable del terrorismo

El ministro de Coordinación Regional, Riaz Hussein Birzadeh, acusó a Arabia Saudí de ser la responsable del terrorismo en su país y de financiar los seminarios y las escuelas wahabíes.

Entre Arabia Saudí y Pakistán existe una alianza estratégica que ha durado décadas.

Aparentemente, el ciclo de violencia terrorista, que se ha reforzado en Pakistán en estos últimos tiempos, se ha convertido en intolerable para Islamabad sobre todo después del ataque contra la escuela militar de Peshawar el pasado mes de diciembre.

El ministro de Coordinación Regional, Riaz Hussein Birzadeh, acusó a Arabia Saudí de ser la responsable del terrorismo en su país y de financiar los seminarios y las escuelas wahabíes.

A pesar del riesgo de perturbar las relaciones bilaterales excepcionales entre ambos países, tanto a nivel de seguridad como económico, Birzadeh no se mordió la lengua cuando puso en guardia al país en contra de los actos de Riad que busca, a través de sus préstamos y subvenciones a las escuelas religiosas pakistaníes, expandir la ideología wahabí en el país.

Birzadeh estimó que “las actividades de Arabia Saudí en este nivel buscan desestabilizar Pakistán y son una de las causas más importantes del terrorismo en el país a causa de la difusión de la ideología wahabí en las escuelas y los institutos religiosos”.

Según una fuente oficial del Ministerio del Interior pakistaní, Islamabad ha expresado a Arabia Saudí y Bahrein su temor a que “sumas colosales logren llegar a los extremistas a través de las redes de los países del Golfo”, sobre todo después del ataque de los talibanes contra una escuela militar en Peshawar.

Por su parte, Arabia Saudí respondió con un comunicado publicado por su embajada en Pakistán en el cual negaba lo que el ministro declaró, añadiendo que toda ayuda financiera proviniente de Arabia Saudí pasa obligatoriamente por el Ministerio de Exteriores pakistaní y que existe una gran coordinación entre los dos gobiernos en lo que respecta a la lucha antiterrorista.

Según los observadores, estas escuelas religiosas favorecen la difusión de la ideología extremista y se han expandido por Pakistán. Ellas representan también un factor importante en la propagación del terrorismo en ese país porque los extremistas wahabíes encuentran en ellas un apoyo y un ambiente favorable para sus actividades.

Lo peor es que el gobierno pakistaní no ha logrado reducir la intensidad de las actividades terroristas dado que la lucha contra el terrorismo le cuesta 80.000 millones de dólares anuales al país, según la Asamblea Nacional pakistaní.

Otras estadísticas indican que el número de víctimas del terrorismo wahabí ha alcanzado los 7.000 muertos desde 2007. Por otro lado, varios líderes talibanes pakistaníes han declarado su lealtad al EI.

El número de pakistaníes arrestados por delitos vinculados al terrorismo alcanza las 10.600 personas.