21-10-2019 12:16 AM Tiempo de Jerusalén

Crece la oposición en Pakistán a una participación en el conflicto de Yemen

Crece la oposición en Pakistán a una participación en el conflicto de Yemen

Varios miembros del Parlamento pakistaní han hablado en contra de una implicación de su país en la operación liderada por Arabia Saudí.

En los últimos días ha crecido la oposición en Pakistán a un apoyo del país a la agresión del régimen de Arabia Saudí contra Yemen.

Varios miembros del Parlamento pakistaní han hablado en contra de una implicación de su país en la operación liderada por Arabia Saudí. Ellos se expresaron de este modo en un debate parlamentario acerca de una petición saudí para que Pakistán se una a la campaña contra los yemeníes.

El primer ministro, Nawaf Sharif, afirmó que él defendería la “integridad territorial” de Arabia Saudí,  pero no especificó a qué se había comprometido. Sharif posee fuertes vínculos con Arabia Saudí, donde estuvo exiliado tras el golpe de estado que le derrocó en 1999.

“La guerra de Yemen no es nuestra guerra. Nuestro consejo al gobierno pakistaní es que el Ejército no entre en este conflicto”, dijo el miembro del Parlamento Shireen Mazari.
 
El líder de la oposición en la Asamblea Nacional, Sayyed Khurshid Shah, dijo el miércoles que Pakistán no debe implicarse en la ofensiva saudí contra Yemen y que el país debería trabajar en favor de la unidad de los musulmanes. Él señaló que Pakistán se ha visto arrastrado hacia los conflictos en el vecino Afganistán desde hace tres décadas y llamó al gobierno a mantener la neutralidad en esa situación.

El líder oposición dijo que el Partido Popular de Pakistán (PPP), presidido por Bilawal Bhutto, no se había implicado tampoco en el tema de Siria.

Por su parte, el senador de la oposición Tahir Hussein Mashadi dijo que los agresores en la guerra de Yemen eran los saudíes y las víctimas los yemeníes.

“Ahora los agresores están pidiendo a otro estado soberano, Pakistán, que les proporcione ayuda militar”, señaló.

El pasado mes, una coalición liderada por Arabia Saudí comenzó a llevar a cabo ataques aéreos en Yemen. Arabia Saudí, que comparte una larga frontera con Yemen, teme que el conflicto se extienda a su territorio.

Temores pakistaníes

Por su parte, el gobierno de Pakistán teme que el conflicto de Yemen acabe convirtiéndose en una guerra a través de terceros entre Arabia Saudí e Irán e inflame las tensiones confesionales en casa. Los shiíes de Pakistán, un 23% de la población, se han manifestado en contra de la agresión saudí y han mostrado su apoyo al pueblo de Yemen y al movimiento Ansarulá.

Pakistaníes contra el terrorismo financiado por Arabia Saudí

Bajo presión de la opinión pública, el ministro del Interior pakistaní pidió en enero a Arabia Saudí que restringiera su apoyo y financiación a los grupos terroristas que luchan contra las fuerzas de seguridad de Pakistán.

“El lobby anti-saudí se ha vuelto muy activo y disfruta de una influencia sin precedentes en los medios y redes sociales”, señala Amir Zia, redactor jefe de Bol Media Network. “Los grupos militantes wahabíes son los más cercanos a Arabia Saudí. Estas dos fuerzas presionan al gobierno en favor o en contra de apoyar a los saudíes”.

Según el periódico Dawn, el principal diario en inglés de Pakistán, el 77% de 22.000 lectores que tomaron parte en una encuesta de la publicación se manifestaron en contra de unirse a la ofensiva saudí en Yemen.

La ira pública hacia el reino wahabí se ha acrecentado en los últimos años en Pakistán tras una ola de decapitaciones de ciudadanos pakistaníes, a los que se acusó de traficar con drogas, en Arabia Saudí. Muchos pakistaníes reprochan a su gobierno el no haber defendido con la suficiente firmeza a estos condenados.

Zarif visita Islamabad

Por su parte, el ministro de Exteriores de Irán, Mohammad Yavad Zarif, llegó el miércoles a Islamabad, la capital pakistaní, y celebró un encuentro con el consejero de Temas Exteriores del primer ministro, Sartaj Aziz. El jueves, él tenía previsto reunirse con el primer ministro, Zawaz Sharif, y con el jefe del Ejército.

Según el Ministerio de Exteriores pakistaní, Zarif y Aziz discutieron el tema del conflicto de Yemen y la cooperación mutua, incluyendo el gaseoducto Irán-Pakistán. Ambos líderes coincidieron en que la situación de guerra en Yemen debe terminar.

Aziz llamó a “una solución global mediante un diálogo entre yemeníes con el fin de crear la posibilidad de algún tipo de solución negociada”.