21-10-2019 12:43 AM Tiempo de Jerusalén

Riad se venga de Pakistán en sus peregrinos

Riad se venga de Pakistán en sus peregrinos

Según el periódico pakistaní Nawa-i Waqt, “Pakistán ha confirmado la respuesta negativa de este país a Riad para participar en los ataques contra Yemen...

Según el periódico pakistaní Nawa-i Waqt, “Pakistán ha confirmado la respuesta negativa de este país a Riad para participar en los ataques contra Yemen. lo cual ha irritado a Arabia Saudí, que ha cancelado, como represalia, la entrega de visados a los peregrinos pakistaníes que desean llevar a cabo la Umrah (Peregrinación Menor)”.

El periódico pakistaní se pregunta en un artículo: “¿Qué significa la suspensión de los visados de la Umrah por parte de Arabia Saudí? La respuesta es que el régimen saudí “está mostrando su irritación por la decisión de Pakistán de no unirse a la guerra contra Yemen”. Sin embargo, el periódico señala que Meca y Medina son lugares santos para los musulmanes y que el gobierno saudí no debería impedir la visita a tales lugares en base a sus propios objetivos políticos.

Arabia Saudí está, pues, mezclando un tema político con la religión y utiliza la Umrah como un instrumento de presión y chantaje político, concluyó el diario.

El pasado 9 de abril, el Parlamento de Pakistán pidió el gobierno que se mantuviera apartado del conflicto en Yemen, rechazando así la demanda saudí para que Islamabad se uniera a la coalición contra el país árabe.

Una resolución unánime aprobada por una sesión especial del Parlamento dijo que Pakistán debe jugar un papel de mediador y no implicarse en la lucha, rechazando así una petición saudí en demanda de tropas, barcos y aviones.

“El Parlamento de Pakistán subraya la necesidad de realizar esfuerzos continuos por parte del gobierno para poner fin a la crisis”, señaló la resolución. “El Parlamento desea que Pakistán mantenga su neutralidad en el conflicto de Yemen para poder jugar un papel diplomático activo para poner fin al conflicto”.

La resolución, aprobada tras cinco días de debates sobre la crisis yemení, urgió al primer ministro a rechazar cualquier envío de fuerzas pakistaníes para unirse a la coalición liderada por Arabia Saudí.