21-10-2019 12:18 AM Tiempo de Jerusalén

Pakistán detiene a autores de un atentado mortal contra una mezquita shií

Pakistán detiene a autores de un atentado mortal contra una mezquita shií

Los servicios de seguridad de Pakistán han detenido a varios militantes talibanes sospechosos de haber llevado a cabo un ataque terrorista contra los fieles de una mezquita shií en la ciudad pakistaní

Los servicios de seguridad de Pakistán han detenido a varios militantes talibanes sospechosos de haber llevado a cabo un ataque terrorista contra los fieles de una mezquita shií en la ciudad pakistaní de Peshawar en febrero.

Los servicios de seguridad pakistaníes dijeron el viernes que los militantes fueron arrestados durante una operación en el cinturón tribal de la Provincia del Noroeste, infestada de terroristas, señaló el periódico pakistaní Dawn.

Según las fuentes, los detenidos confesaron en una aparición ante un tribunal haber tomado parte en el atentado, que costó la vida de decenas de musulmanes shiíes.

Algunos de ellos suministraron a los terroristas armas y vehículos que fueron utilizados en el ataque contra la mezquita shií en la vecindad de Hayatabad, en Peshawar.

Más de dos decenas de personas fueron asesinadas y otras 60 heridas cuando varios hombres armados talibanes dispararon contra los fieles que había en la mezquita y luego se hicieron volar con explosivos el 13 de Febrero.

Estos arrestos tuvieron lugar dos días después de que las fuerzas de seguridad pakistaníes detuvieran al cerebro de otro ataque que costó la vida a 47 musulmanes shiíes ismaelíes en la ciudad portuaria de Karachi el 13 de Mayo. Un grupo de terroristas detuvo entonces el autobús donde viajaban aquellos y abrió fuego indiscriminadamente contra los pasajeros.

El ataque fue reivindicado por el grupo terrorista pro-talibán Yundulá.

Varias manifestaciones de protesta han tenido lugar en los pasados meses en Pakistán para denunciar la violencia de los grupos wahabíes extremistas contra los musulmanes shiíes.

Los musulmanes en Pakistán afirman que el gobierno debe emprender acciones decisivas contra las fuerzas implicadas en los ataques contra los shiíes. Ellos acusan también al gobierno de no proporcionar seguridad a los miembros de esta comunidad.

Los líderes shiíes han pedido al gobierno que cree una comisión judicial para investigar este baño de sangre.