28-03-2020 11:40 PM Tiempo de Jerusalén

Frente al Nusra pierde 270 combatientes en otro fallido ataque contra Thalet

Frente al Nusra pierde 270 combatientes en otro fallido ataque contra Thalet

Las operaciones en la provincia de siria de Suweida dejaron un balance de 270 terroristas muertos y varias decenas más heridos tras los combates habidos el pasado lunes cerca de la base de Thalet.

Las operaciones en la provincia de siria de Suweida dejaron un balance de 270 terroristas muertos y varias decenas más heridos tras los combates habidos el pasado lunes cerca de la base de Thalet, donde fue rechazado anteriormente otro ataque de los grupos takfiris.

“El Ejército sirio, con la ayuda de las Fuerzas de Defensa Nacional, rechazó los intentos de los terroristas de Al Nusra para tomar la estratégica base área de Thalet en la provincia de Suweida”, dijo el Ejército en un comunicado.

El comunicado señala que en el ataque del lunes contra la base aérea de Thalet más de 120 terroristas fueron muertos y sus cadáveres quedaron tendidos sobre el terreno y añade: “El Ejército ha dado muerte a otros 25 terroristas que estaban intentado penetrar en la ciudad de Um Walad”.

La artillería del Ejército bombardeó duramente las posiciones del Frente al Nusra en la provincia matando a otros 150 terroristas..

La pasada semana el director del opositor Observatorio para los Derechos Humanos, Rami Abdulrahman, señaló que la conjunción de ataques aéreos masivos de la fuerza aérea siria, la llegada de refuerzos para el Ejército y la participación de voluntarios civiles de las Fuerzas de Defensa Nacional habían dado lugar a una gran victoria del Ejército sirio y una grave derrota para el Frente al Nusra, que ha dejado, en total, a cientos de muertos sobre el terreno.

25.000 voluntarios

Por su parte, el presidente del Partido de la Unificación y ex ministro libanés, Wiam Wahhab, ha dicho que el Ejército sirio ha distribuido 25.000 armas en Suweida entre voluntarios y ha reforzado la presencia de la aviación allí.

Wahhab dijo que la supervivencia de los drusos dependía de una victoria del gobierno sirio del presidente Bashar al Assad sobre los grupos terroristas takfiris, enemigos de todas las minorías y de los sunníes moderados.