21-01-2022 10:49 AM Tiempo de Jerusalén

Colombia destituye a jefes militares tras informe sobre ejecuciones de civiles

Colombia destituye a jefes militares tras informe sobre ejecuciones de civiles

El presidente colombiano, José Manuel Santos, ha reemplazado a los principales líderes militares del país...

El presidente colombiano, José Manuel Santos, ha reemplazado a los principales líderes militares del país, poco después de que un informe de la organización pro-derechos Human Rights Watch acusara a dichos líderes de ser cómplices en el asesinato extrajudicial de civiles.


Santos hizo este anuncio durante una conferencia de prensa el lunes en Bogotá.

Entre los primeros cambios estuvo el del jefe del Ejército colombiano, general Jaime Alfonso Lasprilla, que fue reemplazado por el general Alberto Mejía Ferrero.

El jefe de la Marina del país, Almirante Hernando Wills, también será reemplazado por el Almirante Leonardo Santamaría, mientras que el general Carlos Bueno, tomará el mando de la Fuerza Aérea de manos del General Guillermo León.

El 24 de Junio, HRW publicó un informe de 95 páginas en el que alegó que varios altos líderes militares colombianos eran conscientes “de la amplia y sistemática campaña de ejecuciones extrajudiciales” entre 2002 y 2008. El informe mencionaba por su nombre a Lasprilla y presentaba evidencias que sugieren que varios generales y coroneles conocían o deberían haber conocido las ejecuciones de civiles en el mencionado período.

Los fiscales colombianos están investigando 3.000 casos en los que militares del Ejército mataron a civiles e informaron de sus muertes como bajas enemigas en el combate con el fin de presentarlas como éxitos en su guerra contra la guerrilla de las FARC.

El director de HRW Americas, José Miguel Vivanco, dijo que las muertes formaban parte de “los peores episodios de atrocidades en masa llevadas a cabo en el Hemisferio Occidental en los últimos años” y dijo que muchos altos oficiales tenían una responsabilidad en estos hechos.

Hasta el momento, sólo un pequeño número de soldados de bajo rango han sido condenados. Ningún general ha sido sentenciado todavía.