31-01-2023 11:27 AM Tiempo de Jerusalén

Lunes negro en las bolsas mundiales: ¿El anuncio de una gran crisis global?

Lunes negro en las bolsas mundiales: ¿El anuncio de una gran crisis global?

Los mercados mundiales sufrieron fuertes caídas el lunes, alimentadas por un fuerte declive en la cotización de las acciones y valores chinos...

Los mercados mundiales sufrieron fuertes caídas el lunes, alimentadas por un fuerte declive en la cotización de las acciones y valores chinos en un momento en el cual aumenta la preocupación por la fuerte reducción en el crecimiento de la economía de China y la existencia de problemas en otras economías emergentes.

El Índice Composite de Shanghai perdió un 8,5% de su valor, su mayor caída desde febrero de 2007, lo cual ha elevado sus pérdidas desde junio a casi el 40%. Poco después, otras bolsas asiáticas sufrieron también caídas, siendo especialmente relevantes las de Japón y Hong Kong, que cayeron un 4,6 y un 5,2% respectivamente.

El pánico se extendió luego a Europa. Las bolsas británicas, alemanas y francesas cayeron entre un 4,6 y un 5,2%. Lo mismo sucedió con las de Oriente Medio y América Latina.

Sin embargo, las caídas más intensas tuvieron lugar en EEUU. El Dow Jones Industrial perdió 700 puntos y los Índices S&P y Nashdaq 500 puntos. La Reserva Federal de EEUU y los bancos centrales de otros países organizaron compras masivas de valores para detener las fuertes caídas.

Crisis del capitalismo global

La crisis bursátil viene a poner de relieve la grave crisis del capitalismo transnacional y las políticas seguidas por los gobiernos y élites financieras del mundo que han servido para enriquecer a los multimillonarios y grandes corporaciones mediante una economía especulativa mientras que la economía real sufría escasez de recursos e inversiones y una estagnación haciendo así que la diferencia entre ricos y pobres se incrementara. El pánico en los mercados bursátiles refleja las presiones deflacionarias en la economía global que están sobreponiéndose ahora a los esfuerzos para mantener e inflar las burbujas financieras en beneficio de los más ricos.

La crisis de China, marcada por una disminución en la producción industrial y las exportaciones e inversiones, resulta particularmente inquietante dado que el país había sido el principal motor del crecimiento económico global desde la crisis de 2008. La caída de las exportaciones china ha sido el fruto de la reducción de la demanda como consecuencia de la crisis que viven Europa y EEUU.

A su vez, la reducción del crecimiento de China llevará también a una disminución de sus importaciones de productos de países emergentes, como Brasil, México, Turquía, Rusia, Indonesia o Sudáfrica. Las bolsas de estos países han sufrido caídas durante semanas. Todo esto predibuja una amenaza de crisis global que podría tener graves consecuencias para la economía mundial. De hecho, billones de dólares fueron perdidos sólo el lunes debido a las caídas en el valor de las bolsas.

Algunos expertos han advertido que mientras no se restaure la confianza en que China y los países emergentes podrán recuperarse de sus crisis es improbable que la fiebre de ventas en las bolsas mundiales disminuya.

Un antiguo consejero del ex primer ministro británico Gordon Brown, Damian McBride, ha advertido de un "inminente crack" que podría tener proporciones históricas y colocar la economía mundial ante una gravísima recesión. Él incluso aconsejó comenzar a guardar comida en las viviendas anticipando el cierre de bancos y disturbios civiles.