27-02-2024 12:29 PM Tiempo de Jerusalén

Misionera argentina denuncia crímenes terroristas en Alepo

Misionera argentina denuncia crímenes terroristas en Alepo

La misionera argentina María de Guadalupe presentó hoy aquí un desgarrador testimonio sobre el asedio y los crímenes de grupos armados en la ciudad de Alepo...

La misionera argentina María de Guadalupe presentó hoy aquí un desgarrador testimonio sobre el asedio y los crímenes de grupos armados en la ciudad de Alepo, declaraciones que ayudan a desenmascarar la versión occidental acerca de la guerra en Siria.

Sin asumir posturas políticas, la monja narró con la fuerza de sus vivencias lo ocurrido en la famosa urbe del país levantino, cuando en 2011 comenzó el conflicto.

De un día para otro comenzó una guerra que nadie esperaba, los grupos armados fueron avanzando sobre la milenaria Alepo, el centro económico de la nación, que de repente se vio en ruinas, dijo en un evento de la ONU.

Según de Guadalupe, los terroristas rodearon la ciudad, tomaron sus barrios periféricos y lanzaron ataques contra todos sus habitantes, en particular la población cristiana.

Primero fueron días, después meses y finalmente los meses se convirtieron en años, lamentó.

Los insumos se agotaron, el combustible, el gas y los alimentos perecederos, para dar lugar a un escenario en el cual la electricidad está disponible una o dos horas al día, mientras el agua llega dos horas cada 15 días.

"La gente que lo tenía todo y vivía muy bien, salió a las calles a arrancar ramas de los árboles para poder comer algo", recordó.

De acuerdo con la misionera, quien llegó a Alepo en enero de 2011, las personas aseguraban en la urbe que los extremistas pretendían dejarlas morir de hambre y de sed, sin que el mundo lo supiera.

No hay lugar allí seguro, disparan indiscriminadamente, vemos a los niños jugar con balas, porque las encuentran por todas partes, señaló.

De Guadalupe explicó que los barrios cristianos son los más castigados por los terroristas, quienes decapitan y entierran vivos a seres humanos por su religión.

PL