16-08-2022 05:24 PM Tiempo de Jerusalén

General Soleimani: El régimen de Bahrein empuja al pueblo a la resistencia

General Soleimani: El régimen de Bahrein empuja al pueblo a la resistencia

El general Soleimani ha afirmado que “la privación de la nacionalidad a Sheij Isa Qassem por el régimen de los Al Jalifa va a inflamar Bahrein y la región”.

El general Soleimani, jefe de la Fuerza Al Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), ha afirmado que “la privación de la nacionalidad a Sheij Isa Qassem por el régimen de los Al Jalifa va a inflamar Bahrein y la región”, indicó el canal iraní por satélite Al Alam.

En un comunicado, el general Soleimani declaró que “el régimen de Bahrein sabe a ciencia cierta que la agresión contra el Ayatolá Isa Qassem es una línea roja que, una vez franqueada, va no sólo a inflamar a Bahrein y toda la región, sino que además el régimen de Bahrein se arriesga a afrontar una resistencia armada provocando así la caída de la dinastía de los Al Jalifa”.

Él continuó diciendo: “El pueblo musulmán de Bahrein soporta la opresión desde hace años. Él sufrió la injusticia, la discriminación, la humillación y la violencia inhumana del régimen de los Al Jalifa. La arrogancia de los Al Jalifa no conoce límites porque ellos no cesan de multiplicar sus crímenes cotidianamente. Ellos aumentan la presión contra el pueblo de Bahrein beneficiándose de la nobleza de ese pueblo y del carácter pacífico de su movimiento, pero también del silencio de la ONU, EEUU y otros países occidentales”.

“El arresto de Sheij Ali Salman y del resto de los dirigentes opositores de Bahrein sin mencionar los activistas, políticos y los dignatarios religiosos es ilegal. Sin embargo, el silencio de los círculos internacionales alienta a los Al Jalifa a proseguir con su arrogancia y a amenazar el carácter sagrado de un alto dignatario religioso de los musulmanes shiíes de Bahrein, el Ayatolá Sheij Isa Qassem, a fin de perturbar el espíritu de las gentes de la región y de Bahrein”.

Él denunció el comportamiento del régimen de los Al Jalifa con respecto al movimiento pacífico de los bahreiníes, que reivindican reformas políticas y sociales, subrayando que el régimen de Manamá se engaña a sí mismo al evaluar la “cólera” que siente su pueblo.

Él concluyó: “Los protectores de los Al Jalifa deben saber que todo intento contra el Sheij Isa Qassem y la continuación de las presiones contra los bahreiníes llevará al inicio de un levantamiento sangriento, la responsabilidad del cual recaerá sobre todos aquellos que han alimentado la arrogancia de los gobernantes de Bahrein”.