19-09-2021 12:03 AM Tiempo de Jerusalén

Obama anula encuentro con Duterte tras choque verbal entre ambos

Obama anula encuentro con Duterte tras choque verbal entre ambos

Barack Obama ha anulado un encuentro con su homólogo filipino, Rodrigo Duterte, anunció la Casa Blanca después de los insultos pronunciados por este último contra el presidente norteamericano.

Barack Obama ha anulado un encuentro previsto para el martes con su homólogo filipino, Rodrigo Duterte, anunció la Casa Blanca después de los insultos pronunciados por este último contra el presidente norteamericano.

“El presidente Obama no tendrá un encuentro bilateral con el presidente Duterte, indicó Ned Price, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de EEUU, al margen de la cumbre de la ASEAN (Asociación de Nacional del Sudeste Asiático) que se celebra en Vientiane, la capital de Laos.

Evocando las declaraciones de Obama en las que mostraba su preocupación por la situación de los derechos humanos en Filipinas, un aliado clave de EEUU en Asia, en relación a la lucha contra el narcotráfico, Rodrigo Duterte calificó a su homólogo estadounidense de “hijo de p...”. Él manifestó que EEUU debería “ser respetuoso” y “no plantear cuestiones”.

“¿Quién se cree que es? No soy un títere de EEUU. Soy el presidente de un estado soberano y no tengo que responder ante nadie más que ante el pueblo filipino”, aseguró. “Mirad la forma en que ellos tratan a los inmigrantes allí”.

Interrogado sobre estas declaraciones durante una conferencia de prensa en el G-20 en China, Obama dejó ya entender que podría anular su primer encuentro bilateral con el presidente filipino.

“Quiero asegurarme que si tengo un encuentro, éste será verdaderamente productivo”, dijo.

Tras su acceso al poder en mayo, Duterte, acusado de “populismo” por algunos sectores, incrementó sus críticas contra el embajador norteamericano y amenazó con romper sus relaciones con EEUU y abandonar la ONU.

Él rechazó las críticas de la ONU y del Departamento de Estado de EEUU por haber animado a los ciudadanos filipinos a matar ellos mismos a los traficantes de droga con el fin de poner fin al narcotráfico en el país.

Se calcula que 2.000 ejecuciones extrajudiciales de personas involucradas en el narcotráfico han tenido lugar en Filipinas en los últimos meses.

Duterte ha manifestado también su deseo de estrechar las relaciones con China en un momento en el que Washington ha estado buscando involucrar a Filipinas en su alianza anti-china en la región.