22-09-2021 09:48 PM Tiempo de Jerusalén

Crece la oposición en EEUU y el RU a la venta de armas a Arabia Saudí

Crece la oposición en EEUU y el RU a la venta de armas a Arabia Saudí

Un grupo de 64 congresistas de ambos partidos estadounidenses han enviado una carta al presidente, Barack Obama, para que posponga la venta de más armas a Arabia Saudí.

Un grupo de 64 congresistas de ambos partidos estadounidenses, liderados por Ted W. Lieu (Demócrata por el Condado de Los Angeles) han enviado una carta al presidente, Barack Obama, para que posponga la venta de más armas a Arabia Saudí. La carta cita documentos de Amnistía Internacional que se refieren a al menos 33 ataques aéreos ilegales por parte de los saudíes contra Yemen subrayando que ellos “fueron dirigidos deliberadamente contra civiles e instalaciones civiles, tales como hospitales, escuelas, mercados y lugares de culto”. “Estos ataques pueden equivaler a crímenes de guerra”, advertía la carta.

Una prominente organización humanitaria norteamericana organizó también un evento el miércoles en Washington para protestar por la venta de armas a Arabia Saudí.

Los activistas de CODE PINK, un movimiento por la paz y la justicia social, trabajan para poner fin a las guerras promovidas por EEUU y han condenado la matanza de civiles en Yemen por parte de Arabia Saudí, a la vez que ha expresado su solidaridad con el pueblo yemení.

Los manifestantes pintaron sus manos con pintura roja para simbolizar la complicidad de Washington en la muerte de civiles yemeníes.

Los activistas de CODE PINK también pidieron a los legisladores norteamericanos que dejen de gastar dólares de los contribuyentes norteamericanos en apoyar al régimen saudí.

Las ventas de armas por parte de los países occidentales a Arabia Saudí han estado bajo el escrutinio de los grupos de derechos humanos debido a la campaña de bombardeos de Riad en Yemen.

Obama ofreció 115.000 millones en armas a Arabia Saudí

La Administración del presidente Barack Obama ha ofrecido a Arabia Saudí 115.000 millones de dólares en armas, señala un informe de Reuters.

La oferta incluía armas y otros equipos militares y de entrenamiento. Se trata de la mayor cifra que EEUU ha ofrecido a la monarquía wahabí en los 71 años de alianza entre ambos, informó Reuters el miércoles.

El informe, realizado por William Hartung, del Centro de Política Internacional, indica que estas ofertas se ejecutaría por medio de 42 acuerdos separados.

Según Reuters, “las ofertas de armas norteamericanas a Arabia Saudí desde que Obama tomó posesión del cargo en enero de 2009 han incluido todo, desde armas cortas y municiones a tanques, helicópteros de ataque, misiles antiaéreos, barcos de defensa antimisil y buques de guerra. Washington también proporciona un mantenimiento y entrenamiento a las fuerzas de seguridad saudíes”.

Arabia Saudí fue el mayor importador de armas del mundo en 2015 y adquirió armas y equipos militares por valor de 9.300 millones de dólares, según IHS, una consultoría de Englewood, Colorado. Esto tuvo lugar en un momento en el que el país hacía frente a una crisis económica sin precedentes y el incremento de la deuda estatal.

Diputados británicos

Por su parte, un grupo de diputados británicos ha pedido al gobierno de Londres en una carta que suspenda las ventas de armas a Arabia Saudí debido a los crímenes de guerra cometidos por el régimen saudí en Yemen y ha señalado que el uso de armas británicas en Yemen parecía “inevitable”.

El Comité de Exportaciones de Armas de los Comunes dijo en un informe que “el peso de las evidencias de las violaciones de la ley humanitaria internacional por parte de la coalición liderada por Arabia Saudí en Yemen es tan grande que es muy difícil continuar apoyando a Arabia Saudí y mantener la credibilidad de nuestro régimen de exportación de armas”, indicó la carta, citada por el sitio de Middle East Eye.

El Reino Unido ha vendido miles de millones de dólares en armas a Arabia Saudí, que ha lanzado una guerra contra el pueblo yemení, incluyendo bombardeos discriminados contra civiles, hospitales y fábricas.

Varios grupos realizarán una protesta ante el Parlamento británico para denunciar la próxima visita del ministro saudí de Exteriores, Adel al Yubeir, a Londres, la que ven como “un ejercicio de presión” para que el Reino Unido continúe con sus exportaciones de armas al reino wahabí, tal y como propugnan la primera ministra, Theresa May, y el ministro de Exteriores, Boris Johnson.

Los grupos opuestos a la venta de armas a Arabia Saudí han llevado el tema ante los tribunales británicos donde denunciarán la ilegalidad de vender armas a un régimen con un su atroz historial en materia de derechos humanos y que lleva un brutal asalto contra Yemen. Una sesión ante dos jueces tendrá no lugar no más tarde del 1 de febrero.