20-05-2022 08:57 PM Tiempo de Jerusalén

Arequipa se moviliza contra proyecto minero de multinacional

Arequipa se moviliza contra proyecto minero de multinacional

Un paro general de 72 horas de Arequipa en solidaridad con la huelga del valle del Tambo contra un controvertido proyecto minero.

Un paro general de 72 horas, convocado por los sindicatos y otras organizaciones sociales, empezó el martes en la sureña región peruana de Arequipa en solidaridad con la huelga del valle del Tambo contra un controvertido proyecto minero.

La paralización rechazará también el despliegue militar ordenado por el gobierno en respaldo a la policía para controlar las protestas registradas en la huelga que hoy cumple su jornada número 51.

A pesar de ello, ayer hubo nuevamente disturbios hasta horas de la noche en Cocachacra, en el citado valle arequipeño.

El rechazo social al proyecto Tía María, de la transnacional Southern, se debe al temor de que la contaminación que genere pueda arruinar la próspera agricultura de la zona.

El secretario general de la Federación de Trabajadores de Arequipa, Gerónimo López, llamo a las organizaciones sociales, políticas, vecinales, estudiantiles y juveniles a sumarse al paro de 48 horas para rechazar lo que llamó pretensión de imponer Tía María "con la fuerza de las armas".

Calificó la militarización como una medida equivocada que sólo logrará que la provincia de Islay, donde se encuentra el valle de Tambo, quede desierta y la protesta se traslade a la ciudad de Arequipa, capital regional.

La Confederación General de Trabajadores de Perú (CGTP) expresó su solidaridad con el paro de la región de Arequipa, demandó la cancelación de Tía María y condenó la militarización del conflicto, que puede causar más muertes.

Entretanto, crecen las opiniones que señalan que la resistencia social ha tornado inviable a Tía María tras las muertes de dos manifestantes y un policía, que se suman a otras tres registradas en una protesta similar en 2011.

Miembros del gobierno aseguran que el despliegue de tropas busca restablecer la paz y el orden para pasar al diálogo con los alcaldes del valle del Tambo, y niegan que el Ejecutivo defienda los intereses de la empresa Southern.

PL