29-11-2022 03:29 PM Tiempo de Jerusalén

Embajador norteamericano en el Líbano excusa al EI, ataca a Hezbolá

Embajador norteamericano en el Líbano excusa al EI, ataca a Hezbolá

Una vez más, el embajador estadounidense en el Líbano, David Hale, se ha inmiscuido en los asuntos internos libaneses.

Una vez más, el embajador estadounidense en el Líbano, David Hale, se ha inmiscuido en los asuntos internos libaneses repitiendo la fórmula de algunos miembros de la coalición del 14 de Marzo de que ha sido la intervención de Hezbolá en Siria la que ha llevado al EI al Líbano, afirmación absurda tanto más porque el EI se ha expandido allí donde ha podido.

Esta postura diferencia a Hale de otros embajadores occidentales y extranjeros que no ocultan que comprenden perfectamente las causas que han llevado a Hezbolá a intervenir contra los grupos terroristas en Siria con el fin de proteger al Líbano.

Hale se expresó en estos términos en el marco de un debate televisivo, cuyas posiciones más importantes fueron mencionadas por el periódico libanés Al Akhbar. “El EI no constituía un peligro para el Líbano hasta el día en el que Hezbolá intervino en Siria”, afirmó.

Al Akhbar comentó con sarcasmo que “el embajador norteamericano, que se permite dar lecciones, no ha explicado como su país lucha contra el terrorismo en Iraq y Siria en un momento en el que el grupúsculo terrorista al que combate continúa su progresión e incrementa el influjo de combatientes procedentes de todos los rincones del mundo con la ayuda de sus aliados”, incluyendo Turquía y algunos países del Golfo.

El periódico libanés afirmó no estar sorprendido por el hecho de que Hale evite explicar en qué circunstancias ha tenido lugar el crecimiento del terrorismo dado que los norteamericanos apoyaron en su día a los árabes afganos y a los talibanes.

Al Akhbar señala también que, en coherencia con la lista de organizaciones terroristas de su país, el diplomático estadounidense calificó al Frente al Nusra, la rama de Al Qaida en Siria, de grupo terrorista.

Esto le desmarca de la propaganda de las fuerzas del 14 de Marzo, que celebran los éxitos del Frente al Nusra y consideran al grupo como un socio de toda confianza en la guerra contra el presidente sirio, Bashar al Assad.